Sicarios en camionetas blindadas acribillan a jefe de la Policía en Nuevo León

El Secretario de Seguridad de Doctor Coss fue interceptado por al menos 40 hombres armados en una docena de camionetas blindadas.

Hombres armados de la Tropa del Infierno utilizaron vehículos blindados para atacar y matar a Francisco Leónidez Cruz, un ex sargento del ejército mexicano.
Hombres armados de la Tropa del Infierno utilizaron vehículos blindados para atacar y matar a Francisco Leónidez Cruz, un ex sargento del ejército mexicano. /

Nuevo León, México

La violencia por el crimen organizado está al rojo vivo en los municipios fronterizos de Nuevo León y Tamaulipas y ayer cobró la vida del Secretario de Seguridad de Doctor Coss, el militar retirado Francisco Leónides Cruz, y de dos personas más.

De acuerdo con informes de la Agencia Estatal de Investigaciones, ayer a las 6:00 horas el jefe policiaco y cuatro elementos atendieron el reporte de hombres armados que ingresaban al municipio en varias camionetas.

En el Libramiento a Los Aldama, atrás del panteón municipal, se toparon con un comando compuesto por dos camionetas con blindaje artesanal y dos unidades "monstruo", en las que iban unos 25 delincuentes armados.

Se estableció que los pistoleros chocaron la unidad del jefe policiaco y la sacaron del camino. Posteriormente hubo un enfrentamiento a balazos.

"Íbamos a salir y nos llegaron de frente", dijo uno de los policías que sobrevivió al ataque.
"Eran cuatro camionetas 'monstruo', traían una 'Z' dibujada".

El jefe policiaco quedó sin vida a un costado de la patrulla, junto al cuerpo del policía Jorge Castillo González, quien también era militar retirado.

Jefe de policia(800x600)
A unos 10 metros de la patrulla quedó un delincuente abatido, quien vestía ropa tipo militar y un sombrero negro con las siglas CDN.

Cruz, quien era sargento Primero retirado del Ejército, ya había sufrido dos ataques: uno el 4 de junio del 2017, cuando un grupo armado lo levantó y lo baleó, y otro el pasado 16 de mayo, cuando resultó ileso durante un enfrentamiento con sicarios en 12 camionetas, en el ejido Comitas.

Los enfrentamientos entre células criminales en los municipios fronterizos de Nuevo León y Tamaulipas tienen espantada a la población, pues las escenas de sicarios regados, abatidos y hasta incinerados en esta zona son frecuentes.

Los más afectados son las congregaciones, ejidos y comunidades rurales de municipios como Parás, General Treviño, Los Aldamas y Doctor Coss, en Nuevo León, junto con los tamaulipecos Camargo, Díaz Ordaz, Miguel Alemán, Mier y Guerrero.

Cifras del Observatorio de Seguridad del Consejo Nuevo León señalan que los índices de violencia en estos municipios superan en promedio en más del 25 por ciento a la media nacional.

Destaca el caso de Doctor Coss, que tiene un promedio de 379 homicidios por cada 100 mil habitantes, mientras que la media para Nuevo León es de 17 y la nacional es de 24.
Tras el ataque en Doctor Coss, el Gobierno estatal anunció que tomó el control de la Policía municipal.

La Prensa