Renuncia jefe policial de Rochester tras críticas por muerte de hombre negro

La muerte de Daniel Prude a manos de la policía ha desatado una ola de violentas protestas en EEUU.

Manifestantes exigieron el despido del jefe de la Policía de Rochester, La'Ron Singletary, tras la muerte de Prude./AFP.
Manifestantes exigieron el despido del jefe de la Policía de Rochester, La'Ron Singletary, tras la muerte de Prude./AFP. /

Nueva York, Estados Unidos.

El jefe de la Policía de Rochester, La'Ron Singletary, y su segundo al mando, Joseph Morabito, dimitieron hoy tras días de protestas en las calles y acusaciones de haber ocultado durante meses la muerte de un hombre negro al que encapucharon, informó la prensa local.

La dimisión, que permitirá que ambos se jubilen con beneficios por haber servido más de veinte años, se da tras varios días de críticas y manifestaciones en la ciudad de Rochester (Nueva York), tras una nueva muerte de un hombre negro desarmado desde que en mayo falleciese George Floyd en Mineápolis (Minesota) en circunstancias similares.

El jefe Singletary cumplió los 20 años en uniforme el mes pasado, con lo que podrá jubilarse a sus 40 años de edad.



La muerte de Daniel Prude, en marzo, fue llevada con discreción por las autoridades locales, que la mantuvieron en desconocimiento de la prensa local pese a que los forenses determinaron que fue un homicidio por asfixia hasta que a comienzos de este mes los abogados de la familia de la víctima hicieron público el vídeo de su detención.

Prude, que sufría algún tipo de episodio psicótico y estaba semidesnudo, fue esposado y encapuchado para que dejara de escupir a los agentes, tras lo cual se puede ver como sucumbe sofocado.

Gran jurado

Una investigación del departamento de policía determinó en abril que la detención se hizo siguiendo los protocolos y el entrenamiento recibido.

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció esta semana la formación de un gran jurado para investigar la muerte de Prude, de 41 años, después de varios días de protestas.

La alcaldesa de Rochester, Lovely Warren, anunció la semana pasada la suspensión de siete policías involucrados en la muerte de Prude, pese a lo cual no se calmaron las protestas, que entre otras cosas demandaban la salida del jefe de policía Singletary, de raza negra.

La alcaldesa, que fue sorprendida hoy por las dimisiones, aseguró que Singletary hizo un gran trabajo por cambiar la cultura del cuerpo de Policía de Rochester y reiteró que en ningún momento intentó encubrir la muerte de Prude.

Vea: Las impactantes revelaciones de Cohen, el abogado desleal de Trump

Pese a que a comienzos de semana el jefe de policía aseguró que no iba a dimitir, hoy anunció su jubilación anticipada en un pleno del ayuntamiento.

Posteriormente, en una carta aseguró: "Como hombre con integridad no me voy a quedar de brazos cruzados mientras entidades externas intentan destruir mi carácter".

Rochester es el último capítulo de un gran número de ciudades que han visto disturbios y protestas en las calles tras la muerte de afroamericanos a manos de la policía desde la muerte de Floyd en mayo. EFE

La Prensa