Nueva York propone acelerar las obras públicas para reactivar la economía

Siete condados al norte de la ciudad de Nueva York comenzaron el lento proceso de reinicio de sus economías.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Foto: AFP
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Foto: AFP

Nueva York, Estados Unidos.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, propuso este martes acelerar el plan de construcción de infraestructuras para reactivar la economía tras la crisis causada por la pandemia del coronavirus, en una jornada en la que se registró el menor número de fallecidos (73) desde el 25 de marzo y en la que reabrieron ya todos los condados del estado excepto la ciudad de Nueva York.

"No hay mejor momento para construir que ahora, se necesita reactivar la economía, crear trabajos y se necesita renovar y reparar las infraestructuras", dijo Cuomo tras subrayar: "Sabemos que el gobierno puede estimular la economía y lo hemos visto en el pasado".

LEA MÀS: Trump transmite teoría conspirativa que vincula a presentador de TV con una muerte

En su rueda de prensa diaria, celebrada en la Bolsa de Wall Street, donde protagonizó el toque de campana que da comienzo a la sesión -hoy de nuevo con personal en el parqué-, Cuomo aseguró que este martes marca la primera página de la reactivación económica en Nueva York, pues la reapertura alcanza ya a todos los condados del estado excepto la ciudad de Nueva York, cuya reapertura todavía no tiene fecha.

Entre los proyectos que citó el gobernador están la nueva estación de Penn Station, el nuevo aeropuerto de LaGuardia y un tren aéreo que lo comunique con el centro de la ciudad, la aceleración de la implantación de energías renovables o la expansión de la línea de metro en la segunda avenida de Manhattan.

LEA MÀS: Autoridades en EEUU condenan concurrida fiesta en piscina en plena pandemia

Cuomo aseguró que para alguno de estos proyectos necesita del apoyo del Gobierno federal y agregó que este miércoles se reunirá en Washington con el presidente Donald Trump, con quien tratará estos y otros temas que no detalló.

NUEVO RÉCORD MÍNIMO DE MUERTES

En su rueda de prensa diaria anunció un nuevo descenso de los fallecidos por coronavirus, que ayer se situó en 73, la cifra más baja desde el 25 de marzo, así como de nuevas hopitalizaciones, que llegaron a 201, marcando también un nuevo récord a la baja.

En Nueva York han fallecido 29.229 personas por el COVID-19, según la Universidad Johns Hopkins, cuyo recuento señala que en Estados Unidos han perdido la vida 98.426 personas por la pandemia.

LEA MÀS: Imágenes de la "salvaje" fiesta en piscina en Missouri: Alcohol y selfies sin distanciamiento social

Sobre la ciudad de Nueva York, Cuomo apuntó que se van a emplear más recursos en los vecindarios más afectados por el coronavirus, mayoritariamente de bajos ingresos y hogar de comunidades minoritarias, especialmente negros y latinoamericanos.

En este sentido, ofreció datos sobre las hospitalizaciones por COVID-19 de los últimos siete días y destacó diez distritos de la ciudad en los que se habían dado más casos y que se concentran en los barrios de El Bronx, Queens y Brooklyn, en seis de los cuales la población es predominantemente hispana y en los otros cuatro afroamericana.

En alguno de estos distritos, el porcentaje de personas contagiadas dobla la media de la ciudad, que se sitúa entre el 19 y el 20 por ciento, según el gobernador.

LEA MÀS: Indignación en EEUU por denuncia racista de mujer en Central Park

Cuomo agregó que los nuevos contagiados no son trabajadores de los sectores esenciales, los únicos activos, sino de trabajadores en paro que están en casa, por lo que según apuntó, la enfermedad se está propagando dentro de los hogares y entre la comunidad.

REAPERTURA EN TODO EL ESTADO MENOS LA GRAN MANZANA

Siete condados al norte de la ciudad de Nueva York comenzaron el lento proceso de reinicio de sus economías, lo que significa que todo el estado ha empezado a reabrir su actividad menos la Gran Manzana y sus cinco distritos.

LEA MÀS: Una vacuna contra el coronavirus está siendo probada en humanos en Australia

Así, en los condados de la región de Mid-Hudson (Dutchess, Orange, Putnam, Rockland, Sullivan, Ulster y Westchester), las personas pueden desde hoy comprar en tiendas o en la calle, y comenzar a trabajar en la industriay la construcción.

La región, en la que viven más de 2,3 millones de personas, incluye el municipio de New Rochelle (condado de Westchester), la ciudad donde comenzó el brote de la Covid-19 en el estado de Nueva York.

NUEVA YORK CIUDAD

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, por su parte adelantó hoy la intención de la ciudad de multiplicar el número de pruebas del coronavirus que se efectúan, con el objetivo fijado de llegar a 50.000 diarias para agosto, desde las alrededor de 20.000 actuales.

LEA MÀS: Azotados de lleno por coronavirus, Brasil y EEUU defienden la hidroxicloroquina a pesar de la OMS

De Blasio anunció la apertura de 10 nuevos centros para este tipo de tests, lo que eleva ya a 180 el total, y dijo que la prioridad se da a las personas con síntomas, que han estado en contacto con contagiados o que están o trabajan en residencias de ancianos o albergues, entre otros.

Además, el Ayuntamiento pondrá en marcha una campaña publicitaria de 10 millones de dólares para animar a los ciudadanos a hacerse las pruebas, que ningún particular tendrá que pagar de su bolsillo.

Mientras, se ha contratado ya a 1.700 personas que a partir del 1 de junio comenzarán a trabajar siguiendo los contactos de personas que dan positivo por el COVID-19 para tratar de aislar todos los casos.

LEA MÀS: "No puedo respirar": Afroamericano muere tras ser sometido en arresto en EEUU

Según De Blasio, esa tarea será fundamental para controlar la pandemia conforme se inicie la reapertura de la actividad en la Gran Manzana, un paso que se espera para la primera o segunda semana de junio.

Por otra parte, el alcalde reaccionó al anuncio hecho el pasado viernes por el presidente estadounidense, Donald Trump, que dijo que todas las iglesias están autorizadas a reabrir inmediatamente.

De Blasio dijo que ha estado en contacto con líderes de distintas confesiones en la ciudad y que seguirán sin permitirse en los templos reuniones de más de diez personas, el límite fijado ahora mismo por las autoridades estatales para cualquier actividad.

La Prensa