Chilenos exigen reemplazar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet

El gobierno de Sebastián Piñera propuso hacer el cambio dentro del marco de la “institucionalidad democrática.

Tensión. Aunque con menos intensidad a la violenta jornada del martes, ayer también hubo enfrentamientos en Santiago.AFP
Tensión. Aunque con menos intensidad a la violenta jornada del martes, ayer también hubo enfrentamientos en Santiago.AFP

SANTIAGO.

Las fuerzas políticas chilenas buscaban ayer un acuerdo sobre cómo reemplazar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, una opción que se consolida como una de las grandes apuestas para descomprimir la crisis en Chile que se extiende por casi un mes.

Con 22 muertos, miles de heridos y considerables daños al comercio y varios edificios patrimoniales, el estallido social arrastró al peso chileno a su menor valor tras cotizarse en 794,97 unidades por dólar.

LEA: El desangre económico que deja el estallido social en Chile en 8 datos

Al cabo de una de las jornadas más violentas, la noche del martes el presidente Sebastián Piñera ratificó su propuesta para cambiar la Constitución que se ha mantenido en 30 años de democracia y que es herencia de la dictadura de Augusto Pinochet.

El gobierno de Piñera propuso hacer el cambio dentro del marco de la “institucionalidad democrática, pero con una clara y efectiva participación ciudadana, y con un plebiscito ratificatorio”. Pero no mencionó la realización de una “Asamblea Constituyente”, como pide la oposición y agrupaciones gremiales en las calles.