Amarillo. Este es uno de los colores vibrantes que destacaron en la colección como el rojo y el fucsia.
Amarillo. Este es uno de los colores vibrantes que destacaron en la colección como el rojo y el fucsia.

Encaje, tul y mucha pedrería en París

Modernos volúmenes destacaron en el desfile de Givenchy de alta costura en París.

París, Francia

Los diseños de Clare Waight Keller vuelven a la pasarela de París después de un año muy ajetreado. Tras acceder al cargo de directora artística en 2017, la diseñadora de la “maison” francesa fue escogida por la casa real británica para confeccionar el vestido de novia de Meghan Markle para su boda con el príncipe Harry.

En esta colección Primavera Verano 2019, Waight Keller ha apostado por “una visión lo más moderna posible”, según ha asegurado en declaraciones a Vogue USA. Estos nuevos diseños giran en torno a la idea de moda entendida como arquitectura, por lo que los materiales y las formas han cobrado gran parte del protagonismo.

Givenchy ha aprovechado para experimentar con nuevas formas y técnicas. El encaje, el tul o la pedrería han sido los elementos con los que la firma ha jugado para crear prendas totalmente diferentes.

Sobre la pasarela, la firma ha presentado desde vestidos con amplias faldas de vuelo o cuellos llenos de flecos multicolor hasta leggings de látex y chaquetas asimétricas.

Uno de los detalles que más ha llamado la atención es el enorme lazo que decoraba la espalda de varias de las modelos. Esta especie de accesorio que imitaba la forma de unas alas, se ha podido ver en blanco y negro, a conjunto con algunos de los vestidos.

Con tal de acentuar este concepto minimalista, el desfile ha tenido lugar en Museo de Arte Moderno de París.