División en el Congreso por entrada en vigencia del Código Penal

La oposición exige que se discuta la entrada en vigencia del código, la directiva desconoce la reunión de diputados

La oposición exige que se discuta la entrada en vigencia de la normativa y convocó a una reunión de diputados.
La oposición exige que se discuta la entrada en vigencia de la normativa y convocó a una reunión de diputados.

Tegucigalpa, Honduras

La entrada en vigencia del nuevo Código Penal ha dividido una vez más al pleno del Congreso Nacional ya que la oposición exige que se discuta la entrada en vigencia de la normativa y convocó a una reunión de diputados, la cual fue desconocida por directiva del Legislativo por considerarla violatoria de la ley.

El jefe de la bancada del Libertad y Refundación, Libre, Carlos Zelaya, dijo que “no podemos quedarnos callados ante la entrada en vigencia del nuevo Código Penal y estamos haciendo uso de las facultades que tenemos los diputados en escuchar al pueblo, porque en el Congreso se están haciendo los sordos, no podemos permitir que ese Código Penal entre en vigencia el jueves”, agregó.

Lea: Ejecutivo piden ampliar la vacatio legis

Según Zelaya, el Congreso debería convocar a reunión para debatir esa entrada en vigencia del Código Penal “pero se están haciendo los desentendidos para no hacer sesiones, pese a los cuestionamientos contra la nueva normativa penal, estamos buscando la reacción de la directiva del Congreso”.

Piden no quebrantar la ley

Por su parte, la directiva del Congreso Nacional desautorizó este miércoles, las decisiones tomadas en una reunión convocada por diputados de la oposición política en la que se buscaba “elegir una nueva junta directiva” en el Poder Legislativo.

El secretario del Poder Legislativo, Tomás Zambrano, dijo que la reunió no constituía una sesión extraordinaria ya que no era convocada por la junta directiva a través del procedimiento establecido, por lo que "están alterando la forma de gobierno y eso violenta la ley. Hay que llamar a la cordura a los compañeros de la oposición, sabemos el afán de protagonismo que tienen muchos de ellos, pero hay que respetar los procedimientos legislativos.

Destacó que “solo con el hecho de decir que alguien va a presidir, o que va a tomar las atribuciones de un secretario o del presidente está incurriendo en varios delitos, abuso de autoridad, usurpación de funciones entre otros, por eso deben tener cuidado y dejarse llevar por las emociones”, indicó Zambrano.

Resaltó además que “es una ilegalidad y es penoso, que en una época de crisis quieran meter ingredientes políticos para estar distorsionado la función del Congreso Nacional, no podrían nombrar un presidente para esa sesión, por que la Constitución establece que se elige el 21 de enero al inicio de un periodo presidencial”.

La Prensa