Más noticias

Capturan al empresario sampedrano Óscar Galeano

Fue el representante de la empresa privada en la junta directiva del Instituto Hondureño de Seguridad Social.

El empresario Óscar Galeano será presentado en los tribunales anticorrupción en Tegucigalpa.
El empresario Óscar Galeano será presentado en los tribunales anticorrupción en Tegucigalpa.

San Pedro Sula.

El empresario Óscar Galeano (70 años) fue capturado anoche en San Pedro Sula.

Según se informó fue detenido como parte de las acciones por el caso del desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Este martes será la audiencia de declaración de imputado en Tegucigalpa, informó su apoderada legal, Ritza Antúnez

Galeano es expresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) y está acusado del desfalco de unos L1,500 millones del IHSS.

Empresarios expresaron su preocupación por la forma en que se dio la detención.

La abogada Antúnez confirmó que Galeano “está capturado, cosa injusta, porque él declaró anteayer (sábado), es un señor de 70 años, a los de 70 años no les cabe medida privativa de libertad, solo arresto domiciliario, por ende era improcedente el libramiento de orden de captura”.

Investigación

En este caso se acusa a la exjunta directiva del Seguro Social de presunto abuso de autoridad y contra la administración de los fondos públicos y privados de las jubilaciones y pensiones, uno de los millonarios desfalcos que se hicieron a esa institución.

En el caso de Óscar Galeano se le acusa como uno de los coautores de un delito contra la administración de fondos públicos y privados de jubilaciones y pensiones.

En este caso, la acusación es contra Mario Roberto Zelaya, José Ramón Bertetty, Carlos Montes Rodríguez, José Hilario Espinoza, José Humberto Lara, Leonardo Villeda, Luis Mayorga y Odessa Henríquez como coautores de abuso de autoridad. También se acusó de este mismo delito al exministro de Salud, Arturo Bendaña. Arnaldo Solís, Daniel Durón, Javier Pastor Gálvez, José Espinal y Óscar Galeano son señalados como coautores de delito contra la administración de fondos públicos y privados de jubilaciones y pensiones.

Según informó el Ministerio Público el mes de mayo, los acusados aprobaron por unanimidad la transferencia de 600 millones de lempiras del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) al fondo de Enfermedad y Maternidad (EM) para supuestamente utilizar estos recursos en la adquisición, reparación y mantenimiento de quipos médicos en los hospitales de especialidades de Tegucigalpa y el hospital regional de San Pedro Sula.