Honduras: Cinco muertos en caos al ingreso al estadio de Tegucigalpa

La desorganización en el ingreso causó la tragedia que deja 25 heridos.

VER MÁS FOTOS

Tegucigalpa, Honduras.

Cinco personas fallecieron en la tarde del domingo durante una avalancha de aficionados que se provocó en uno de los portones del Estadio Nacional, previo a la gran final entre Motagua y Honduras Progreso, en Tegucigalpa.

La sobreventa de boletos y la mala organización durante el proceso de ingreso generó la desesperación de los aficionados que provocaron un forcejeo con los miembros de la Policía Nacional para tratar de entrar al inmueble que ya estaba lleno.

Desesperación, niños llorando, personas desmayadas, fueron algunas de las imágenes que se presenciaron en las afueras de la capital hondureña.

La situación causó que varios asistentes resultaran sofocados y heridos en el ingreso del Portón 11, en donde incluso hubo necesidad de disparar chorros de agua a presión desde una tanqueta de la Policía para retomar el control de la situación.

Dos de las víctimas, identificadas como Olman Cálix Domínguez y Carlos Alfonso Torres Mendoza (58), fallecieron en la entrada del estadio, mientras otras dos perecieron al ser trasladadas al Hospital Escuela.

Torres Mendoza trabajaba en una agencia aduanera, según manifestaron sus familiares en Medicina Forense.

Las cámaras de televisión captaron el dramático momento en el que sacaron a un hombre entre la multitud para darle asistencia médica. Los miembros del Cuerpo de Bomberos de Honduras intentaban reanimar a las personas afectadas que estaban en el suelo.

Un oficial de los bomberos confirmó que las personas murieron al ser trasladadas al Hospital Escuela Universitario.

Las autoridades identificaron a las víctimas en el Hospital Escuela como José Vidal Zúniga Espinoza (56), padre de un empleado del hospital, y otra persona con identidad por confirmar.

Inicialmente se informó que Jairo Martínez, quien sería presidente de la barra del equipo motagüense, estaba entre las víctimas, pero esa situación fue descartada.

"Los dos fallecidos ingresaron sin vida a la emergencia. Ambos son adultos", informó el vocero de la institución, Miguel Osorio.

El desorden en el sector de silla dejó también 27 personas heridas, entre ellos menores de edad, que fueron trasladadas por los bomberos y la Cruz Roja Hondureña al centro hospitalario.

Entre los heridos confirmados están:

German Oswaldo Pastor
Heidy Izcano
Claudia Velasquez (29)
Carol Aldana (24)
Jesus Alberto Mendez (23)
Gerson Omar Hernandez (24)
Arles Banegas (19)
Maryory Godoy (28)

Según información preliminar, Godoy, quien ingresó al hospital en estado de embarazo, perdió a su bebé debido a las heridas ocasionadas en la avalancha.

Las autoridades no han confirmado si otros dos cuerpos de personas vestidas con la camisa de uno de los equipos y que fueron llevados directamente a Medicina Forense son de aficionados que se encontraban en el estadio al momento del incidente.

La desventura habría sucedido por la desorganización en la final, el manejo irresponsable de la Policía y que únicamente se abrieron dos accesos cuando una inmensa cantidad de aficionados presionada en los exteriores intentando ingresar al recinto.

La Prensa