02/02/2023
08:39 PM

Más noticias

Xiomara Castro acompaña a Pepe Lobo y Rosa Elena en velorio de su hijo asesinado

La mandataria hondureña llegó a funeraria San Miguel Arcángel acompañada del asesor presidencial y expresidente Manuel Zelaya y el secretario privado de la presidencia, Héctor Zelaya.

Tegucigalpa, Honduras

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, asistió en la tarde de este jueves al funeral del hijo del expresidente de Honduras (2010-2014) Porfirio Lobo Sosa.

La mandataria hondureña llegó a funeraria San Miguel Arcángel acompañada del asesor presidencial y expresidente Manuel Zelaya y el secretario privado de la presidencia, Héctor Zelaya.

Xiomara Castro dio sus muestras de fraternidad y condolencias a Porfirio Lobo por la muerte de su hijo Said, quien fue asesinado junto a otros tres hombre más en la madrugada de este jueves cuando salían de una discoteca en Tegucigalpa.

Más temprano el expresidente Manuel Zelaya envió sus condolencias a la familia de Lobo. También Xiomara Castro condenó a “escuadrones de la muerte que operan hace años con impunidad en Honduras. No descansaremos hasta desmontarlos Secretaría de Seguridad y Policía Nacional”.

La esposa del expresidente Porfirio Lobo, Rosa Elena de Lobo, quien guarda prisión después de haber sido hallada culpable por fraude y apropiación indebida, recibió un permiso por 24 horas para despedir a su hijo asesinado.

El expresidente Lobo tiene a otro de sus hijos, Fabio, preso condenado a 24 años de cárcel por narcotráfico en Estados Unidos y su esposa, Rosa Bonilla, también está presa en una cárcel de mujeres cerca de Tegucigalpa, condenada por corrupción cuando fungió como primera dama.

Masacre en Tegucigalpa

Desconocidos fuertemente armados “bajaron a los jóvenes de dos carros”, incluyendo a Said Lobo, de 23 años, y los asesinaron, en un episodio que “fue prácticamente como un operativo” como los que hace la policía.

El ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, expresó sus “condolencia a las familias, en especial al expresidente Lobo, y de los otros hondureños que perdieron la vida” en el crimen múltiple.

Según el informe de las autoridades policiales, los cuatro jóvenes salían en dos vehículos del estacionamiento subterráneo de un edificio donde funciona la discoteca.

En videos se observa que desconocidos que se cubrían con pasamontañas interceptan un vehículo negro en la salida del estacionamiento del edificio y se bajan con armas largas.

Cuando el conductor de uno de los vehículos paga por la ventanilla el estacionamiento, los encapuchados lo bajan a él y a su acompañante y los ponen contra la pared apuntándoles. No se ve cuando les disparan.

Los jóvenes llegaron a la capital para asistir a un concierto en la discoteca.

El expresidente Lobo tiene a otro de sus hijos, Fabio, preso condenado a 24 años de cárcel por narcotráfico en Estados Unidos y su esposa, Rosa Bonilla, también está presa en una cárcel de mujeres cerca de Tegucigalpa, condenada por corrupción cuando fungió como primera dama.