Tegucigalpa, Honduras.

Bajo la lluvia, miles de personas de la oposición salieron ayer a las calles a protestar por los actos de corrupción que se han registrado en el país.

Los manifestantes encendieron las antorchas y recorrieron el bulevar Morazán hasta llegar a la embajada de Estados Unidos.

Ahí, los manifestantes exigieron que solicite a Naciones Unidas la Comisión Internacional contra la Impunidad y aprovecharon para quemar la bandera de Estados Unidos.

La lluvia que caía sobre la capital no fue obstáculo para que las personas de diferentes edades y religiones llegaran a la meta final.

Los mensajes antiestadounidenses fueron esta vez más notorios, dejando entrever que el movimiento puede convertirse en una bandera de lucha ideológica.

Manuel Zelaya Rosales estuvo encabezando simultáneamente la Marcha de las Antorchas en Juticalpa, Olancho.

Foto: La Prensa



En La Ceiba

Por tercera vez, gran cantidad de ceibeños salieron a las calles para exigir un alto a la corrupción, y castigar a los culpables del latrocinio del Instituto Hondureño de Seguridad Social .

Siguiendo la ruta tradicional por la avenida San Isidro, los indignados con antorchas y pancartas, y gritando consignas, participaron nuevamente en la marca de las antorchas que por tercera vez se desarrolla en esta ciudad, así como en otras ciudades del país. Además de exigir un alto a la corrupción, los radicales exigieron fuera del poder al presidente Juan Orlando Hernández.

“Soy político porque el pueblo lo quiso, y estaré donde pueble lo desee”, rezaba una pancarta que cargaba en esta concentración el diputado César Agurcia, del departamento de Atlántida por el Partido Libre.

Familias enteras participaron en estas marcha. La caminata culminó en el parque municipal, adonde hubo discursos y se estamparon firmas para exigir ante las Organizaciones de la Naciones Unidas la presencia de una comisión contra la impunidad.

Foto: La Prensa



Nacionalistas capitalinos salen en apoyo al Presidente

Miles de carros participaron ayer en la capital en la Gran Caravana de la Bulla Nacionalista, que se realizó simultáneamente en las principales ciudades del país.

La caravana se desarrolló casi al mismo tiempo que se desarrollaba la Marcha de las Antorchas, en la que las fuerzas opositoras, entre ellos Libre y el PAC, piden que se esclarezca de una vez por todas el caso del Seguro Social y otros casos relevantes.

La caravana nacionalista comenzó en el anillo periférico y terminó en el bulevar Suyapa.

Fue encabezada por la presidenta del Comité Central del Partido Nacional (CCPN), Gladis Aurora López, y los dirigentes de base del partido en la capital.

Foto: La Prensa



San Pedro Sula

Con banderines y carteles, los sampedranos simpatizantes del Partido Nacional salieron a las calles como símbolo de apoyo al Gobierno en turno.

“Aquí estamos los que queremos el bien del pueblo, los que apoyamos las acciones que está haciendo el presidente Juan Orlando Hernández contra la corrupción y por las cosas buenas que se vienen en estos dos años que le quedan de mandato”, expresó Mario Antúnez, nacionalista. La caravana de vehículos recorrió la avenida Circunvalación.

Welsy Vásquez, diputada, dijo que las órdenes de detención judicial que se giraron ayer son la muestra que el Presidente está cumpliendo su palabra de “caiga quien caiga”.