Tegucigalpa, Honduras.

Rafael Barahona, director del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), aseguró que cualquier aumento que se ejecute en la tarifa urbana será resultado de una sanción entre 2,000 a 3,000 lempiras.

Ante eso, la postura de los transportistas comienza a consolidarse cada vez más, ya que ellos sostienen que por ley el incremento debe efectuarse de forma inmediata.

Sin embargo, debido a la negociación que aún sigue sobre la mesa con las autoridades gubernamentales están extendiendo una “tregua” hasta el 27 de junio.

Wilmer Cálix, dirigente del transporte urbano, contó que “el lunes 27 vamos al Congreso Nacional a una reunión, solo nos mantenemos a la espera de eso, porque en Finanzas también nos dijeron que ya tienen los fondos en su totalidad”.

Advirtió que cualquier tipo de ruptura en la negociación significará la aplicación del aumento de tres lempiras en el transporte urbano, quedando una tarifa en 16 por usuario.

Lea también: Consejos para conducir en temporada de lluvias

Es con base a ley

De igual forma, explicó que las sanciones detalladas por el titular del IHTT no pueden ser válidas, ya que el convenio pactado el pasado 12 de abril entre la presidenta de la República, Xiomara Castro, y los transportistas los exonera de toda suspensión.

“El incremento es con base a ley no por antojo, ellos mismos nos regulan, y ellos mismos lo aprobaron”, señaló.

Alrededor de 10,000 lempiras al mes están absorbiendo solo en el gasto de combustible debido al incremento semanal de carburantes, aseguró el transportista.

“Este impacto surgió desde que firmamos el acuerdo, porque los combustibles de enero a abril no pasaban de 100 lempiras, ahora el diesel va por 124.50 lempiras el galón. Agreguemos el pago por aceites y repuestos también”, concluyó.