28/05/2024
07:53 PM

Toncontín refuerza la vigilancia por ébola

  • 02 octubre 2014 /

La revisión de los viajeros se hará próximamente en el aeropuerto de San Pedro Sula.

Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades de la Secretaría de Salud de Honduras se ponen en alerta por la llegada del virus del ébola a Estados Unidos, por lo que han decidido fortalecer la vigilancia sanitaria en las terminales aéreas del país.

Bredy Lara, jefe de vigilancia de la Secretaría de Salud, informó que el primer aeropuerto donde han comenzado con esta medida de prevención es Toncontín, en Tegucigalpa.

Explicó que no se tiene la capacidad para implementar simultáneamente la vigilancia en todos los aeropuertos porque no hay disponibilidad de personal, pero esperan a corto plazo cubrir la totalidad de las terminales.

“Vamos a poner puestos de vigilancia en los aeropuertos. Hoy comenzamos con Toncontín y vamos por partes, porque tenemos dificultades de personal para estar en todas las terminales, pero luego sigue San Pedro Sula”, manifestó Lara.

Reiteró que en esta terminal aérea se ha hecho un trabajo desde hace varios años en cuanto a la vigilancia de enfermedades, de acuerdo a lo que establece el Reglamento Sanitario Internacional. Detalló que los pasajeros recibirán una boleta en la que deberán hacer constar si presentan algunos de los síntomas parecidos con el ébola y otras enfermedades, estos datos serán revisados por el personal sanitario. En caso de que un viajero presente indicios de tener este padecimiento se pondría en cuarentena. “Si alguien presenta los síntomas se pone en cuarentena, que es una vigilancia estricta y un aislamiento de su persona”.

Otra medida que van a implementar es la educación sobre este virus a los viajeros, para que tomen las medidas de prevención si viajan a países donde hay estos padecimientos.

Posibilidad existe

El martes pasado, autoridades de Estados Unidos confirmaron el primer caso de ébola de un paciente que se encuentra ingresado en el Hospital Presbiteriano de Dallas, Texas.

Esta persona infectada del virus viajó recientemente desde Liberia a Dallas. Estados Unidos y Brasil son algunos de los países que tienen vuelos directos con países de África donde la enfermedad ha dejado más de tres mil muertos. “En Estados Unidos están haciendo lo que corresponde con el paciente. Sin embargo, las posibilidades de tener la enfermedad así como se mueven ahora las comunicaciones, existe para el país. Tal vez para nosotros sea baja por algunas circunstancias, como por ejemplo que no tenemos vuelos directos”, analizó Lara.

Aislamiento es costoso

Elsa Palou, coordinadora de la junta directiva del Hospital Escuela, reveló que tener en aislamiento a una persona infectada de ébola tendría un costo muy alto porque se necesita indumentaria especial para los médicos que tratan estos pacientes.

“Los pacientes de ébola deben tener un aislamiento estricto porque la transmisión es por contacto directo con el enfermo y sus secreciones, eso significa que los médicos que atienden estas persona deben tener protección de mascarillas, guantes, batas, gorros, botas, anteojos y eso podría ser costoso para el país”, anunció Palou. En ese orden, consideró que ningún hospital de cualquier país está preparado para atender una epidemia de ébola; no obstante, dijo que las autoridades del Hospital Escuela está informando al personal médico sobre este virus.

“Aparte de eso, las áreas del hospital que tiene preparadas en este momento son de hospitalización, en todo caso tendríamos que ver la posibilidad de crear un espacio de aislamiento específico”. Palou aclaró que tener un caso de esta enfermedad en Estados Unidos no significa que pronto llegue a Honduras, ya que las autoridades de este país están haciendo lo necesario para controlar tanto al enfermo como a sus contactos. El pasado 8 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia sanitaria mundial por el brote del ébola en África Occidental y llamó a todas las naciones a solidarizarse contra la epidemia.

En ese momento, Margaret Chan, directora general de la OMS, expuso en un comunicado que todos los países estaban obligados de manera urgente a cooperar para frenar la epidemia en África.

Foto: La Prensa