Más noticias

Libre arma zafarrancho nunca antes visto en el Congreso de Honduras

El salón de sesiones del Legislativo fue ocupado por manifestantes de Libre; policías y militares desalojaron.

Tegucigalpa, Honduras

Un zafarrancho nunca antes visto ocurrió este martes cuando el salón de sesiones del Congreso Nacional de Honduras fue ocupado por manifestantes del partido Libre. Los policías y militares ingresaron para desalojarlos. Hubo toletazos, gases lacrimógenos y gas pimienta.

La protesta convocada por el expresidente y ahora diputado Manuel 'Mel' Zelaya comenzó a eso de las 3:00 pm en los bajos del Congreso Nacional.

El Partido Libertad y Refundación demanda representación en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Pese a que ayer iniciaba la adopción de un sistema de seguridad para evitar el ingreso de escoltas y diputados armados en el Legislativo, los simpatizantes de Libre se las ingeniaron para ingresar, dejando a su paso destrucción. Los barandales de vidrio de las gradas en el exterior del hemiciclo se cayeron a pedazos.

Una vez adentro, los protestantes y diputados de Libre y su excandidata presidencial Xiomara Castro de Zelaya vociferaban protestas. Inicialmente se instalaron en la tribuna de prensa y donde se acomodan los visitantes del Congreso, pero luego invadieron el pasillo del pleno y las butacas.

En medio de la manifestación, Zelaya pronunció un discurso denunciando, según él, que el mandatario Juan Orlando Hernández ha instalado un régimen militar en Honduras, “un gobierno autoritario y despótico”. El ex-Presidente adujo que solo exigen justicia, paz, prosperidad y seguridad, que fue lo que “estos le prometieron a Honduras”.

Mientras tanto, los manifestantes continuaron fuera del Legislativo quemando llantas y tirando objetos.

Policías y militares acordonaron el exterior del edificio y en el interior se trató de hacer el desalojo pacífico, pero no se logró. A eso de las 5:00 pm, los miembros de seguridad tuvieron que abrir la puerta de acceso principal a esa área principal del Congreso porque los manifestantes le habían metido llave.

Volvieron a solicitar que salieran los protestantes, pero no se logró su salida voluntaria, por lo que se esparció gas pimienta en el interior, lo que causó en minutos molestias en los ojos de los diputados y seguidores de Libre.

Los manifestantes intentaron resistirse al desalojo y les tiraron algunos objetos, por lo que empezaron los empujones entre las autoridades y los protestantes. En las gradas de salida del salón de sesiones se cayó la diputada de Libre, Claudia Garmendia, quien fue pisoteada entre el tumulto por los protestantes y policías que salían.

El expresidente Zelaya estuvo resistiéndose también al desalojo. Al final cedió y fue sacado por otro extremo del edificio. En un comunicado, el Congreso Nacional informó que autoridades policiales recibieron una alerta de bomba en el edificio legislativo, por lo que fue necesaria la presencia de miembros del Escuadrón Antibombas de las Fuerzas Armadas para efectuar el desalojo.

La sesión programada para la tarde de ayer fue suspendida.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, consideró penoso ver diputados quebrando vidrios y causando daños; señaló que la Fiscalía conocerá los videos de lo ocurrido en el Legislativo para que se tomen medidas. Ante la demanda de Libre de tener representación en el TSE y considerar ilegal el nombramiento de los magistrados del TSE, señaló que “los consensos no se construyen con actos vandálicos” y que eso solo es posible mediante una reforma que se logra con mayoría calificada en el Congreso, por lo que invitó a los diputados de Libre a conseguir los 86 votos necesarios y el problema lo resuelven fácilmente por la vía civilizada.

Xiomara Castro culpó al presidente Hernández de dividir a la sociedad hondureña y no dar garantías de seguridad necesarias al pueblo que, según ella, “se manifestaba en paz”.

El diputado manuel Zelaya también señaló a Hernández. Afirmó que irá a protestar hoy al Tribunal Electoral. “Cien días han sido suficientes para que enseñen sus colmillos y garras. Nos vamos a defender de ese aprendiz de dictador”.

Irracional

El exdiputado y analista Germán Leitzelar llamó irracional la conducta de los diputados de la bancada del partido Libre al incitar a sus seguidores a que llegaran a este poder del Estado y se tomaran violentamente las instalaciones. “Jamás la Policía había ingresado al Congreso Nacional a desalojar manifestantes y hasta diputados. Es un hecho sin precedentes y no solo eso: es lamentable desde todo punto de vista”. El exdiputado instó al diálogo.