Ley de secretos oficiales de Honduras es una derrota a la libertad: Reporteros Sin Fronteras

Reporteros Sin Fronteras denunció hoy que la Ley de secretos oficiales constituye "una nueva derrota" para la libertad de información.

La ley de Secretos Oficiales y Desclasificación de la Información Pública fue aprobada este lunes por el Congreso Nacional hondureño.
La ley de Secretos Oficiales y Desclasificación de la Información Pública fue aprobada este lunes por el Congreso Nacional hondureño.

Tegucigalpa, Honduras

Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció hoy que la ley de Secretos Oficiales y Desclasificación de la Información Pública aprobada esta semana en Honduras constituye "una nueva derrota" para la libertad de información en uno de los países "más peligrosos" del continente para los trabajadores de los medios.

La ley aprobada este lunes por el Congreso Nacional hondureño "convierte la información pública en un verdadero coto privado", señaló en un comunicado la organización.

RSF lamentó que le quite al Instituto de Acceso a la Información Pública "su razón de ser", el determinar y justificar la clasificación de ciertos datos de interés público, y que ahora esa competencia se adjudique al gobierno del Estado, "que podrá así imponer el secreto sin tener que rendir cuentas".

"¿De qué margen de acción dispondrán ahora los ciudadanos para cuestionar el funcionamiento y las decisiones de los poderes públicos? ¿En nombre de qué imperativo preciso se declarará una información 'reservada'?, se pregunta la organización en su nota.

La definición de "reservada" o de "confidencial", que veta la publicación de los datos en cuestión durante cinco años y diez años, respectivamente, será decidida de forma unilateral por los jefes de instituciones centralizadas y descentralizadas.

A esas dos categorías se añaden otras dos, las de información "secreta" y "ultrasecreta" que, según su grado de amenaza contra el orden constitucional, permiten prohibir su publicación durante 15 o 25 años.

Reporteros expresó su deseo de que se presente un recurso por anticonstitucionalidad que invalide esa ley, aprobada en un país que, según la ONG, "se encuentra entre los más mortíferos del continente para los periodistas", con 38 reporteros asesinados en una década. EFE

La Prensa