01/03/2024
10:27 AM

Tamiz neonatal, una prueba que salva la vida de bebés

  • 07 abril 2017 /

La prueba consiste en extraer gotas de sangre del talón del recién nacido para detectar varias enfermedades.

    San Pedro Sula, Honduras

    Con solo una muestra de sangre sacada del talón del recién nacido se pueden detectar enfermedades hereditarias y congénitas. De eso se trata el tamizaje neonatal.

    Ayer 7 de abril se conmemoró el Día Mundial de la Salud, y gracias a estos análisis sanguíneos se ha logrado salvar la vida de muchos niños, ya que se pueden identificar entre cinco y 60 enfermedades transmitidas a través de los genes.

    Este examen hasta el momento no se hace en los hospitales públicos, y en el país solo el laboratorio Centro de Diagnóstico Clínico (CDC) lo practica desde hace cinco años.

    Ley aprobada

    En septiembre del año pasado, el Congreso Nacional aprobó la Ley de Tamizaje Neonatal Obligatorio con la finalidad de detectar de manera temprana enfermedades congénitas en recién nacidos.

    Pero fue hasta la semana pasada que en el hospital de especialidades del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de Tegucigalpa se comenzaron a hacer estas pruebas a los recién nacidos. En San Pedro Sula aún no inicia el programa, conforme a lo manifestado por las autoridades.

    El personal fue enviado a Costa Rica a capacitarse, ya que en ese país el tamiz neonatal se practica desde hace 25 años y es parte de las políticas de salud pública.

    “El hospital regional en San Pedro Sula será el segundo centro asistencial del IHSS en implementar el tamizaje neonatal. En primera instancia se realizará solo a los bebés que nazcan en nuestros hospitales, pero después se pretende realizarlo como un beneficio para todas nuestras afiliadas sin importar el hospital donde se registre el parto”, informó Yessenia Torres, portavoz del IHSS.

    El doctor Claudio Galo, del laboratorio CDC, dijo que desde que se implementó la prueba se han tamizado más de 5,000 niños.

    “El programa tiene la función de descubrir en recién nacidos en apariencia sanos alguna enfermedad grave, generalmente irreversible, antes de que se manifieste para buscar un tratamiento. Esa es la intención primordial y detrás de eso van todos los pediatras y los padres”, explicó Galo.

    Añadió que se pretende encontrar errores innatos del metabolismo de los carbohidratos, las grasas y las proteínas. “Cuando un niño tiene un defecto bioquímico y no puede metabolizar algunos de estos grupos de alimentos se intoxica y tiene severas consecuencias para su desarrollo; generalmente están relacionados con retardo mental”, explicó Galo.

    Retrasos

    Elba Campos, jefa de Pediatría del hospital Mario Rivas, ejemplificó que las pruebas de tamiz se hacen a todos los niños. La mayoría de los niños van a salir bien, pero unos escasos saldrán con alteraciones.

    “Una de las más comunes es el hipotiroidismo, que significa hormonas tiroideas bajas, y esas hormonas son importantísimas para el desarrollo de nuestro cuerpo, los huesos y el cerebro. Hay muchos pacientes adultos en los pueblos básicamente que nacieron hipotiroideos y jamás recibieron tratamiento y quedaron con retraso mental, y si se hubieran tratado a tiempo serían unos niños normales”, explicó la doctora.

    En el hospital Mario Rivas nacen al año unos 5,000 niños.