San Pedro Sula, Honduras

Un sismo de magnitud 5.9 en la escala de Richter dejó este martes daños leves en la zona norte de Honduras, confirmó la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco).

El sismo se registró este martes en el Caribe de Honduras, al que le han seguido al menos cinco réplicas menores, sin pérdidas de vidas.

De manera preliminar y según el monitoreo que realiza el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) de Copeco, se reportan cuatro viviendas afectadas en la aldea Tierra Blanca en el departamento de Yoro.

También, en el edificio que alberga al Sistema Nacional de Emergencia (SNE) 911, reportó fisuras en el segundo nivel del inmueble.

A manera de prevención fueron evacuadas las escuelas y centros de segunda enseñanza en Utila y Roatán, Islas de la Bahía, así como en San Pedro Sula, Cortés.

También fueron desocupados algunos edificios y centros educativos.

En varias ciudades del norte del país, muchas personas salieron de sus puestos de trabajo en edificios públicos y privados, y sus viviendas, por el fuerte movimiento telúrico.

A las 9:15 de la mañana se produjo un sismo principal de magnitud 5.9 a una profundidad de 10 kilómetros al noroeste de Islas de la Bahía. Seguidamente se registraron hasta horas de la tarde cinco réplicas de magnitud 5.4 a una profundidad de 17 km.

Según los expertos del departamento de Sismología de Copeco, los eventos telúricos registrados son parte del sistema de fallas del Cisne en la interacción de placas de Norteamérica y Caribe.

Jorge Aguilar, sismólogo de Copeco, explicó que en ese sistema de fallas se han registrado eventos sísmicos de mayor magnitud en años anteriores, como el del 28 de mayo del año 2009 que fue de 7.3, asimismo, en febrero del 2018 fue de magnitud 7.6, por lo que la actividad sísmica es normal en la zona.

Recomendaciones

Durante un sismo se recomienda mantener la calma, no correr, alejarse de las ventanas y puertas de vidrio, evacuar de acuerdo a un plan familiar y localizar los lugares más seguros para salvaguardar la vida.

Posteriormente al evento debe mantenerse lejos de los postes y cables del alumbrado público, así como de estructuras altas, seguir las rutas de evacuación.

El departamento de sismología de Copeco, advierte que las réplicas podrían continuar y activar las fallas locales del valle de Sula.