La Ceiba, Honduras

Con una disminución del 16.6% en la tasa de homicidios registrada en 2013, la ciudad más importante del litoral atlántico deja de ocupar los primeros lugares como una de las urbes más violentas del país y se ubica en la cuarta posición.

Según datos del Observatorio Local de la Violencia del Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (Curla), La Ceiba fue medida con la tasa nacional de 79 homicidios por cada cien mil habitantes en 2013.

Durante 2013, en esta ciudad hubo 284 muertes violentas, 25 decesos menos que en 2012, cuando ocurrieron 309 casos.

Con base en estos datos, el informe establece que esta ciudad presentó una disminución de 16.6% en la tasa con respecto a 2012, que fue de 157.3, y 2013, con una tasa de 140.7.

“La Ceiba ocupaba en los últimos tres años el primer lugar en la tasa de homicidios en todo el país. Este año lo superan otros municipios y queda el cuarto lugar”, informó Migdonia Ayestas, del Observatorio Nacional de la Violencia del Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

Ajuste de cuentas

La Ceiba ahora se ubica debajo de San Pedro Sula, Tegucigalpa y El Progreso.

“Esto significa que el gobierno local, los comités de seguridad y prevención, la Policía y los operadores de justicia están desarrollando acciones que permitan investigar y judicializar los casos. La prevención está reduciendo el fenómeno de violencia”, dijo.

De acuerdo con el informe, varios móviles se manejan en las muertes, aunque del 74% de los decesos violentos no se tienen datos.

“Pero una cosa importante es que muchos de estos casos se desarrollan como ajustes de cuentas; con esa modalidad de sicariato que normalmente es producto del narcotráfico”.

Defienden su ciudad

John Dupuis, presidente regional de la Cámara Nacional de Turismo (Canaturh), recalcó que La Ceiba nunca ha sido tan peligrosa como se ha planteado.

“Ha habido incidentes esporádicos, pero son por el crimen organizado. Las zonas turísticas nunca se han visto afectadas por este clima”, señaló. El informe publicado por los responsables del Observatorio Local de la Violencia “es de celebrarlo, pues vemos que ha disminuido la criminalidad e invito a la gente a que venga a visitar esta ciudad”.

Para las autoridades locales, estas cifras son el reflejo del trabajo que se está haciendo en materia de seguridad.

“Esto es muy positivo para esta ciudad, ya que ha generando confianza de organismos internacionales que también están apoyando con proyectos encaminados en ese sentido”, dijo Carlos Aguilar, alcalde.