01/03/2024
12:33 AM

San Lucas, un paraíso escondido en la zona arqueológica de Copán

La magia del hotel Hacienda San Lucas enamora a los visitantes.

Copán, Honduras.

El hotel Eco Hacienda San Lucas en el valle de Copán es una casa centenaria familiar de ocho habitaciones construidas de adobe, cada una tiene dos camas de madera de cedro, baño, agua caliente y ventilador de techo.

Aunque la descripción queda corta, porque el huésped vive una experiencia cultural única y exclusiva en un entorno arqueológico de las ruinas mayas.

La hacienda se ubica a tres horas y media de San Pedro Sula viajando en automóvil. El acceso es por la CA-4 para luego tomar la CA-11 que llega al municipio de Copán Ruinas; pero antes de llegar al centro está el desvío que lleva hacia la hacienda por una calle rústica debidamente señalada que va guiando al visitante hasta su destino.

Es un reconocido sitio turístico y culinario que se destaca e identifica por su alta calidad y gran servicio. Es un sitio escogido para celebrar bodas pequeñas y exclusivas.

Se pueden hacer retiros y ejercicios de yoga y meditación o simplemente un mágico destino para cambiar de dimensión y renovar la energía. Es visitado por turistas nacionales y extranjeros.

Las familias pueden disfrutar de paseos a caballo por los senderos y tener un contacto directo con naturaleza.

Los paseos a caballo en familia se disfrutan por los bellos paisajes.

Bellos senderos

Los huéspedes pueden disfrutar de todas las áreas de Hacienda San Lucas, incluyendo el famoso mirador desde donde aprecian la puesta del sol sobre el sitio arqueológico y el valle de Copán, saboreando un coctel o una copa de vino.

Los visitantes realizan caminatas por los senderos y también paseos a caballo por el río Copán y las espectaculares cascadas. También hacen visitas al sitio arqueológico Los Sapos.

La centenaria hacienda se encuentra en una propiedad protegida por el bosque lluvioso tropical.

Por ser ecológica utilizan luz solar, pero los senderos, las habitaciones, el bar y el restaurante son alumbrados con velas, lo que da una experiencia inolvidable y encantadora.

El restaurante es simplemente espectacular y el menú que ofrece es una fusión de la cocina maya con el toque moderno y cambia con las estaciones del año.

Desde el mirador los turistas observan toda la naturaleza que hay en el valle de Copán.

Desde el mirador los turistas observan toda la naturaleza que hay en el valle de Copán.

Las confortables habitaciones hechas de adobe cuentan con camas construidas de madera de cedro. Sin duda ambiente acogedor para una placentera estadía.

Una mezcla entre rústico y comodidad, así son las habitaciones de este paradisíaco lugar.