Calificar a Honduras como la capital mundial del crimen como lo hace el San Pedro Sula es la Ciudad Juárez de Centroamérica, Urtecho dijo que no conoce esa ciudad mexicana, pero aseguró que en el país campean la impunidad y la corrupción.

“Lo que pasa es que ustedes hacen mucha alharaca solo porque lo dice el Washington Post, pero aquí lo denuncia la prensa todos los días y la foto que sale allí es sobre la muerte de un distinguido hondureño ocurrida hace un par de semanas.

El problema del país es que aquí­ no hay seguridad. Prometieron trabajo y no hay empleos. Prometieron que no iba a haber más impuestos y es cuando más ha habido”, criticó Urtecho.

Altos niveles de violencia

La radiografía del país es clara, con 20 homicidios diarios que reportan los organismos de derechos humanos, aseguran que es difícil superar esos niveles de violencia.

“Las cosas no podrían estar peor de lo que ya están. Si no hay una respuesta adecuada del Gobierno y la sociedad, dejaremos de ser un país.

La violencia se ha incrementado en Honduras en los dos últimos años, aunque una de las promesas de Lobo en su campaña cuando buscaba la Presidencia de la nación fue mejorar la seguridad”, dijo Ramón Custodio.

Custodio cuestionó al presidente Porfirio Lobo cuando señala que la presencia de militares y policías en varios sectores del país ha reducido la violencia.

“La delincuencia ha disminuido por una razón muy sencilla: la Policí­a ya no ha seguido delinquiendo y la gente aprecia que hay menos en las zonas ocupadas por las Fuerzas Armadas que en las zonas ocupadas por la Policí­a. Por lo tanto, para sanear la Policía se debe hacer un esfuerzo institucional como el funcionamiento del Consejo Nacional de Seguridad Interior, Conasin, en lo administrativo y técnico, y la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial, recién creada, para apoyar su trabajo y exigirles resultados”, dijo Custodio.

Las respuestas que en ese sentido se le vayan dando a la sociedad, asegura Custodio, tienen que estar orientadas, además, al combate del crimen organizado, el narcotráfico y la delincuencia común en el país.

“Ningún Gobierno hace lo suficiente cuando se trata de la inseguridad que afecta a la sociedad, la cual debe ser más organizada para exigirle al Gobierno una respuesta adecuada”, señaló.

Atemorizados aseguran los defensores de derechos humanos que cierran 2011 los hondureños, impotentes ante la ola de violencia a lo largo de estos meses y que en su mayoría ha sido producto de las operaciones en el país de miembros del crimen organizado que han extendido sus tentáculos por diferentes zonas y eso eleva las cifras de muerte.

“Reportaje del diario no está en tiempo real”: Ricardo Ramírez del Cid

El director de la Policía Nacional, Ricardo Ramírez del Cid, asegura que las estadísticas de la criminalidad han disminuido de junio a diciembre y que lo que señala el diario Washington Post está fuera de contexto porque las cifras que publican se registraron antes de que el Gobierno tomara acciones para frenar la violencia.

“Sí tomamos las estadísticas de junio a la fecha, vamos a ver una reducción.

En junio era una preocupación que teníamos con el director de ese entonces de hacerle ver lo que estaba sucediendo y como iban en escalada los homicidios en Honduras, algo que es real, pero para mí en este momento lo que está haciendo el Washington Post ya no está en tiempo real porque hicimos las proyecciones y les hicimos ver que íbamos a llegar a esas cifras si no se tomaban medidas”, aseguró el director policial.

El oficial asegura que desde que se tomaron medidas se observa que hay una reducción y ya no hay la escalada de muertes que se registraban de enero a junio por acciones del crimen organizado.

“En ciudades grandes como Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba con las operaciones conjuntas que hacemos con las Fuerzas Armadas se ha reducido la violencia. En Navidad, los muertos fueron pocos en esas ciudades, aunque no en el área rural, donde se dio un alza, pero fueron muertes por diversos motivos y no por el crimen organizado”, indicó Ramírez.

El jefe policial solicitó apoyo de instancias nacionales como internacionales para modernizar las instituciones policiales y de las Fuerzas Armadas que les permitan modernizarse y con ello ampliar sus acciones para el combate contra el crimen organizado.

“El país es víctima de invasión de narcotraficantes”: Marlon Pascua

“Lamentamos esa publicación, estamos muy lejos de merecer un calificativo de tal naturaleza”, expresó ayer el ministro de Defensa, Marlon Pascua, ante la publicación del periódico norteamericano Washington Post, que califica a Honduras como la capital mundial del crimen.

El funcionario asegura que Honduras por su situación geográfica se ha convertido en un punto por el que pasa una gran cantidad de droga originada con los productores que están en América del Sur y los consumidores que están en América del Norte.

“Lejos de ser los que originamos esta situación, Honduras se ha convertido en una víctima del tráfico de droga y en víctima de una invasión de narcotraficantes”, señaló Pascua.

Para el ministro de Defensa ha sido lamentable que no se destaquen los logros que en 2011 han efectuado las Fuerzas Armadas en combinación con guardacostas norteamericanos que permitieron la incautación de al menos 21 toneladas de cocaína.

“Esto que este diario señala es producto de que en Honduras este año nos hemos enfrentado como nunca al narcotráfico y como desgraciadamente no lo están haciendo así en otros países del área.

Desgraciadamente, este hecho no es señalado por esta publicación y, todo lo contrario, los éxitos y los logros han sido tomados por ellos para aseverar lo que están aseverando en este momento que es lamentable. No es justo que se nos trate de calificar de esta forma porque esto no es correcto. Es cierto que tenemos una ola de violencia en el país por las operaciones del crimen organizado, pero ha disminuido por la Operación Relámpago”, añadió Pascua.