Ciudad de Guatemala.

Los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador abordarán el tema de la migración en encuentros bilaterales que sostendrán a partir del lunes.

Será el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, quien tiene previsto viajar a Honduras y El Salvador para discutir el éxodo de miles de personas del norte de Centroamérica que han salido en caravanas en un intento por llegar a Estados Unidos, informó ayer el Gobierno.

Morales se reunirá en Honduras el lunes con el presidente Juan Orlando Hernández, y horas después lo hará con el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, señaló en un comunicado la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de Guatemala (SCSPR).

Alfredo Brito, titular de la SCSPR, dijo que el foco central de ambos acercamientos es “cómo evitar” la migración ilegal a Estados Unidos, tras varias caravanas que han salido de Honduras y El Salvador, y a las que también se han unido guatemaltecos.

Antes de reunirse con Hernández y Ortiz, el presidente guatemalteco realizará una visita el sábado y domingo al estado de Florida, en el sur de Estados Unidos, donde visitará el consulado de su país en la ciudad de Lake Worth y un albergue para menores migrantes en la misma localidad.

LEA: Caravana migrante llega a Veracruz, tercera etapa de su odisea mexicana

Caravana.

La primera caravana de migrantes, en su mayoría hondureños, partió ayer rumbo a la localidad de Donají, una comunidad del municipio de Matías Romero, en el sureño estado de Chiapas, en su camino hacia Estados Unidos.

Se trata de un trayecto de unos 45 kilómetros que toma poco más de nueve horas recorrer a pie, aunque muchos de los migrantes buscaban subirse a algún vehículo para agilizar el viaje.

El jueves, el grupo decidió llegar a la capital a través de Veracruz, un Estado ubicado en el este del país donde opera el crimen organizado. Originalmente, buscaban salir del municipio de Juchitán en Oaxaca, rumbo a Ciudad de México, sin embargo, es peligroso hacer ese trayecto caminando.

Ellos salieron el pasado 13 de octubre desde la ciudad de San Pedro Sula.

Según estimaciones de la ONU, esta caravana llegó a tener 7,000 personas, aunque los coordinadores de la marcha estiman que ahora son unos 4,000.

Mientras tanto, los cerca de 2,000 integrantes de la segunda caravana que cruzó a México el lunes, partieron este viernes de la localidad de Huixtla, en el sureño estado de Chiapas, y esperan llegar al poblado de Mapastepec.

Otro grupo de migrantes, en su mayoría salvadoreños, se encuentra en la localidad guatemalteca de Tecún Uman en espera de cruzar a territorio mexicano.