San Pedro Sula, Honduras.

Un paso histórico dio la Corporación Municipal ayer al aprobar los pliegos de condiciones del concurso público internacional ​y nacional ​para la elaboración del Plan Maestro de Desarrollo Urbano.

La elaboración del documento costará unos 80 millones de lempiras, y en los próximos días se llamará a licitación.

Este es uno de los primeros pasos para convertir a San Pedro Sula en una ciudad inteligente.

“El objetivo es uno solo, encaminar el crecimiento poblacional y la expansión urbana en parámetros sostenibles y convertirla en una ciudad competitiva e inteligente”, resume el alcalde Armando Calidonio.

La visión es a 25 años y garantizará la reserva de áreas necesarias y adecuadas para la ejecución de las distintas actividades urbanas y asegurará la distribución equilibrada de la población y de las distintas actividades a través del ​eficiente ​control de​l uso y ocupación de suelo.

“La última vez que se actualizó el plan fue en 1976 y desde esa época la ciudad ha crecido, pero no de manera sostenible; entonces, debido a la actualización se identificará una matriz de inversiones en los próximos 25 años”, dijo Calidonio.

El gerente de competitividad, Melvin José Ferraro, indicó que el plan se elaborará tomando en consideración los lineamientos estratégicos establecidos en el Plan de Nación y Visión de País, y en el Plan de Gestión Municipal ​ 2014-2018.

Aseguró que para el plan se tomará en cuenta dos ejes importantes: innovación y tecnología.

Población

“Los ofertantes deben tomar en cuenta que la ciudad es la capital de la zona metropolitana del Valle de Sula, por lo tanto tienen que visualizar el crecimiento de los municipios aledaños y cómo esa intermunicipalización permite que el desarrollo sea sostenible”.

Otro de los puntos a considerar es la migración de personas que diariamente ingresan a la ciudad para hacer diferentes actividades. Actualmente son unas 250,000 y eso tiene un impacto para el desarrollo. Los ofertantes tendrán que tomar en cuenta los temas turísticos, culturales, agroindustria y todo el diagnóstico de sectores productivos de la ciudad e identificar el potencial de las industrias y servicios que se pueden brindar en un futuro. El documento también debe incluir el plan de manejo del Merendón, el impacto de las Alianzas Público-Privadas, ya que son importantes en la inversión y concesiones.

Lo que se pretende es que la licitación se tarde unos 4 meses y medio, ya dio inicio, por lo que en agosto se estaría adjudicando la elaboración del Plan Maestro de Desarrollo Urbano.