21/02/2024
09:56 PM

Pánico en el continente por consecuencias del zika en bebés

  • 21 enero 2016 /

Tegucigalpa, Honduras.

Llegó disfrazado de inofensivo hermano menor del dengue. Pero el virus del Zika, transmitido por el nefasto mosquito Aedes aegypti, tenía un as bajo la manga: los bebés comenzaron a nacer con microcefalia y ahora la epidemia siembra pánico en Latinoamérica.

Esta inquietud ha causado fenómenos curiosos, como una inusitada alza del precio de los repelentes en Brasil, la fumigación masiva del mayor cementerio de Lima y la recomendación de los Gobiernos de Colombia y El Salvador de no quedar encinta.

Luego de aterrizar el año pasado en el continente, el zika ya se ha propagado en casi toda la región a una velocidad relámpago que se explica por la ubicuidad del mosquito transmisor además del dengue y la chicungunya, dijo el martes Sylvain Aldighieri, jefe del departamento de Enfermedades Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Y, después de meses de especulaciones, esta semana científicos brasileños confirmaron que el zika se contagia de madre a hijo a través de la placenta. Pero aún no han podido comprobar que esta enfermedad produzca microcefalia en el feto, aunque es la principal sospechosa.

LEA: 11 cosas que se debe saber sobre el zika

Por ahora hay casi 3,900 casos sospechosos de esta malformación en el gigante sudamericano.

En noviembre, cuando se anunció el posible vínculo entre el zika y la microcefalia, se habían registrado 1,248 casos. Como referencia, en todo 2014, fueron 147 bebés los diagnosticados de microcefalia en Brasil.

La microcefalia ocurre cuando la circunferencia del cráneo es igual o inferior a 33 centímetros y acarrea dificultades en el desarrollo intelectual.

Además, los científicos también estudian un posible v ínculo del zika con el síndrome de Guillain-Barré, que causa una parálisis que puede ser irreversible.

Médicos investigarán

Un grupo de médicos hondureños comenzarán las investigaciones científicas sobre la relación del virus del Zika con los padecimientos de la microcefalia y el síndrome del Guillain Barré.

En el caso de la microcefalia, esta afecta al tamaño de la cabeza y el crecimiento del bebé, que puede sufrir infecciones, trastornos genéticos y enfermedades neurológicas.

El Guillain Barré es un problema de salud grave que ocurre cuando por error el sistema de defensa del cuerpo ataca parte del sistema nervioso. Esto lleva a que se presente inflamación de nervios que ocasiona debilidad muscular o parálisis y otros síntomas.

Ante esta situación, Marco Tulio Medina, decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), anunció que ya han formado un grupo de médicos del Hospital Escuela para comenzar un protocolo de investigación sobre la presencia y asociación de estos padecimientos y hacer un control epidemiológico correspondiente”.

Esta unidad de investigación está conformada por expertos en Pedriatría, Neurología, Epidemiología, Microbiología, entre otros.

Anunció que los primeros resultados estarán dentro de un mes porque en el Hospital Escuela es donde llegan muchos pacientes.

Agregó que otro grupo de expertos se conformará en San Pedro Sula para hacer las indagaciones en la zona norte del país.

Planificación

Medina reiteró que siendo las mujeres embarazas una de las poblaciones con mayor riesgo de contraer estas enfermedades que dañan directamente al feto, debe haber una planificación en las parejas que desean concebir hijos en este momento.

Según autoridades sanitarias del país, el impacto del zika en el feto no se puede detectar hasta el momento del nacimiento.

Ana Treasure, representante de la Organización Panamericana de la Salud en Honduras (OPS), indicó que están trabajando con la Secretaría de Salud en la vigilancia de los virus y la relación con trastornos congénitos y neurológicos.

También están capacitando a todo el personal de Salud del país para el correcto tratamiento de los casos y el combate al dengue, chikungunya y zika.