Tegucigapa, Honduras.

Los contagios y muertes por el covid-19 en Olancho mantienen preocupadas a las autoridades y personal de salud en la zona.

Hasta el pasado lunes, el departamento registraba 1,912 contagios y 138 personas fallecidas por el covid-19, lo que establece un índice de mortalidad de 7.22%, el más alto en todo el país. Ante la incidencia de casos, el presidente Juan Orlando Hernández ordenó una intervención para contener la enfermedad. Esta semana comenzaron las acciones para reducir los contagios y evitar que el número de fallecidos siga aumentando.

LEA: Investigan siete casos de reinfección por covid-19

Julio Quiñónez, titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y encargado de la intervención, indicó que comenzaron con una evaluación del sistema de salud en los 23 municipios. Informó que se reforzarán los centros de triaje y las brigadas médicas con pruebas rápidas y medicamentos, así como ampliar los espacios y equipo en los hospitales San Francisco y Santo Hermano Pedro. Además, se habilitarán cuatro salas de estabilización en Juticalpa, Catacamas, San Francisco de la Paz y Salamá.

Hasta ayer, el hospital San Francisco tenía una ocupación del 86% en su sala covid.

En Olancho hay 25 centros de triaje y 30 brigadas médicas, a través de estos se aplicarán esta semana unas 5,000 pruebas rápidas. El director regional de Salud, Ángel Zepeda, dijo que la mayoría de los contagiados son personas mayores de 62 años, con enfermedades preexistentes. El 52% de casos son mujeres; Juticalpa y Catacamas presentan los mayores contagios.