16/07/2024
09:02 AM

Inician deportaciones de madres e hijos hondureños desde EUA

Honduras ya espera el regreso de sus migrantes que no alcanzaron el sueño americano. El aeropuerto Ramón Villeda Morales los recibe.

San Pedro Sula, Honduras.

La patria los espera con los brazos abiertos y esa esperanza que abriga a pesar de todas las adversidades. Cientos de madres y niños serán deportados a partir de hoy desde Estados Unidos, adonde viajaron en busca de mejor calidad de vida para ellos o sus familiares.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés) comunicó a la primera dama Ana García, coordinadora de la comisión del niño migrante, que los compatriotas, quienes también marcan hoy otro hito en la historia hondureña, comenzarán a llegar este día.

Ver especial: Niños migrantes de Honduras

La migración indocumentada a Estados Unidos era un fenómeno casi exclusivo de hombres y mujeres adultos, pero casi nunca las unidades familiares se arriesgaban en esta travesía.

En lo que va de 2014 se cuentan más de 22 mil hondureños devueltos de EUA. A esta cifra se suman 18 mil que han ingresado por la vía terrestre, procedentes de México.

La tendencia cambió desde octubre del año anterior, cuando el país del norte registró la detención de unas 40 mil unidades familiares centroamericanas, entre ellas miles de hondureñas.

El ICE ha reportado también unos 57 mil menores no acompañados, de los que unos 14 mil son hondureños.

Estas elevadas cantidades de personas, que hoy tienen abarrotados los centros de detención y las cortes, han obligado a EUA a declarar una “crisis humanitaria”.

San Pedro Sula los recibe

El primer vuelo, conformado por 18 unidades familiares, llega al aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, donde estará presente la primera dama Ana García. Dichas unidades están conformadas por 18 mujeres, 13 niñas y nueve niños de 18 meses hasta 15 años.

Antes de que el avión llegue a Honduras, procedente de El Paso, Texas, hará escala en Guatemala y El Salvador, donde también dejará varias unidades familiares de esos países.

El día cerrará con la llegada de migrantes hondureños en entre siete y nueve buses provenientes de México, informó García.

Cada unidad transportará 38 hondureños, incluyendo niños, adolescentes y grupos familiares.

Asistencia psicológica

El Gobierno hondureño, en colaboración con organismos internacionales, pretende dar un recibimiento digno.

Ana García dijo que los deportados serán incluidos en los programas sociales que impulsa la administración de Juan Orlando Hernández, como Vida Mejor, Bono 10 Mil y Con chamba vivís mejor. La Dirección de la Infancia, Adolescencia y Familia (Dinaf) dará asistencia psicológica a las unidades familiares y garantizará la reinserción escolar de todos los menores. El Infop planteará planes de capacitación y adiestramiento técnico a los adultos deportados.

La vicecanciller hondureña Diana Valladares expuso que Honduras, Guatemala y El Salvador esperan unos $295 millones, que desembolsará EUA para impulsar los proyectos mencionados y frenar la migración indocumentada.

También llegarán a Palmerola

La coordinadora de la Pastoral de Movilidad Humana que trabaja con el Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), sor Lidia Mara Silva de Souza, dijo que la deportación de unidades familiares será masiva.

Se estima que cada semana lleguen hasta 10 vuelos de EUA solo con unidades familiares, por lo que han tenido que reacondicionar las oficinas del CAMR en San Pedro Sula y se habilitará una temporal en la base militar de Palmerola, en Comayagua, donde los vuelos comenzarían a llegar entre mañana y el miércoles.

“Si sigue esta tendencia, vamos a tener un aumento de más del 15% en las deportaciones de adultos en relación con lo registrado el año pasado, cuando había sido un número exagerado y nos preocupó muchísimo”, concluyó Silva de Souza.