28/05/2024
09:26 PM

Fiscalía de EUA revelará en 30 días si hay más acusados

La próxima audiencia será el 6 de mayo de este año a las 9:30 am, hora de Honduras.

    Nueva York, Estados Unidos

    La Fiscalía del Distrito Sur dijo que en los próximos 30 días podría revelar si hay más acusados en el caso Rosenthal, declaración que hizo ayer durante la audiencia celebrada en el Palacio de Justicia Daniel Patrick Moynihan en Manhattan ante el juez federal John G. Koeltl.

    Yani y Yankel Rosenthal, así como el abogado Andrés Acosta García, acusados de lavado de activos vinculados al narcotráfico por parte de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, fueron ayer a la conferencia antes del juicio, la cual había sido fijada desde el 28 de octubre de 2015 y estaba programada para las 11:00 am, hora Nueva York (9:00 am Honduras).

    En la audiencia en Nueva York estuvo el equipo periodístico de Diario LA PRENSA, que da seguimiento al caso Rosenthal.

    Durante la comparecencia, unas de las peticiones más insistentes que hicieron los defensores de los acusados fue que se revelara el contenido de la acusación original del caso, en la cual no aparecen Yani, Yankel ni Acosta García.

    Esta solicitud ya se ha hecho en varias ocasiones, incluyendo por escrito. La negativa de la Fiscalía de dar acceso al documento es porque contiene “información vital para el futuro del caso y las investigaciones en curso”.

    La Fiscalía manifestó en la audiencia: “Estamos en el proceso de evaluar si puede haber más acusados por este caso”.

    Ante la explicación de los fiscales, la abogada Christine H. Chung, de la firma Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan, defensora de Yani, preguntó directamente “¿Habrá más acusados? ¿Más arrestados?” Antes de que los fiscales contestaran, el juez Koeltl tomó la palabra y les respondió: “Como dijeron los señores fiscales, en 30 días avisarán si hay más acusados por este caso”. Viendo que aún hay varias situaciones pendientes de arreglar entre la Fiscalía y los abogados defensores, el juez federal dijo que “es muy pronto aún para fijar una fecha de juicio.

    Queda fijada una nueva audiencia en esta Corte para el próximo 6 de mayo a las 11:30 am en esta misma sala”.

    Foto: La Prensa

    Yankel y Yani Rosenthal junto a sus abogados mientras salían ayer de la Corte. (Yosep Amaya)

    La audiencia

    Eran las 10:21 am, hora de Nueva York, cuando Yankel Rosenthal llegó al Palacio de Justicia Daniel Patrick Moynihan, ubicado en 500 Pearl Street, en Foley Square, del barrio Centro Cívico del bajo Manhattan en Nueva York. La edificación tiene dos entradas, Yankel ingresó por la puerta frente a Worth Street.

    Unos minutos antes había entrado por la otra puerta su abogado defensor Samidh Jalem Guha de la firma Jones Day. Siete minutos después de Yankel arribó Yani a la misma entrada que su primo en la Corte del Distrito Sur.

    La mañana era soleada con una temperatura de seis grados. Tanto Yani como Yankel estaban serenos y relajados a su llegada.

    Ambos vestían saco y corbata. Una vez adentro del imponente edificio de granito, mármol y roble tuvieron que pasar por el detector de metales y les fueron quitados todos sus aparatos electrónicos, medidas que se toman con todas las personas que ingresan a la Corte, a excepción de los empleados de esta. Luego, Yani y Yankel, cada uno por separado, y con pocos minutos de diferencia, buscaron ir a la sala de la Corte 12B, a la que estaban citados y la cual se ubica en el piso 12 de los 27 que tiene el Palacio de Justicia. El equipo periodístico de Diario LA PRENSA subió al mismo tiempo que Yani, incluso compartiendo el elevador con él, trayecto durante el cual con tono relajado y amable Yani explicó que no daría entrevistas y que sus abogados defensores serían los únicos en referirse al caso en representación suya.

    A pesar que había llegado más temprano a la Corte, Yankel entró un poco después al salón.

    A la audiencia asistieron varios familiares de los Rosenthal. Por unos minutos, Yani y Yankel se sentaron juntos a conversar. El abogado Andrés Acosta García estaba sentado aparte. Los abogados defensores, incluyendo H.

    Benjamín Pérez, representante de Acosta, también conversaban en otro lado del salón.

    Cuando se anunció que el juez Koeltl estaba por ingresar, todos en la sala fueron a los puestos que les correspondía.

    La sala 12B tiene atrás dos filas de cuatro bancas para los familiares, amigos o interesados que llegan a presenciar la audiencia, tiene en medio una barandilla que divide la sala, tiene enfrente dos mesas grandes con sus sillas, una para los acusados y sus defensores y otra para los fiscales.

    Foto: La Prensa

    Ilustración de la audiencia en la Corte de Nueva York.
    Además cuenta con escritorios para el transcriptor, el oficial de la sala y tiene un estrado para el juez. Todo lo anteriormente descrito de la sala es de madera fina.

    Además, en la sala hay unas butacas de cuero negro al costado del salón, en el espacio lateral entre los acusados, los fiscales y el juez. En estas butacas se ubicó el equipo periodístico de Diario LA PRENSA, desde donde se veían tanto los rostros de los acusados como el del juez Koeltl. En la audiencia de ayer hubo además dos intérpretes y una retratista de la Corte.

    A los periodistas en la sala se les dio audífonos inalámbricos para escuchar la audiencia en español.
    Unos minutos después de las 11:00 am ingresó al salón el juez Koeltl, y todos se pusieron de pie.
    Tras los respectivos saludos del protocolo comenzó la audiencia, durante la cual Yani, Yankel y Acosta García mantuvieron sus rostros serios y no tomaron la palabra en ninguna ocasión.

    Foto: La Prensa

    Yani y Yankel se vieron calmados ayer en su comparecencia en la Corte de Nueva York. (Yosep Amaya)

    Diferencias

    Apenas iniciada la conferencia antes del juicio, el juez expresó que veía asuntos pendientes aún por solucionar entre la Fiscalía y los abogados defensores.

    Una de las peticiones más insistente por los defensores de los tres acusados fue que se les revele material de la acusación.

    Los fiscales afirmaron que habían concedido el acceso, hasta cierto punto, a mucha documentación, y anunciaron que la próxima semana darán más pruebas a la defensa. Él instó a fiscales y defensores a tratar de arreglar las diferencias con reuniones permanentes para no causar atrasos en el proceso judicial. Durante la audiencia, la abogada de Yani y el defensor de Yankel tuvieron varias e intensas participaciones, a diferencia del abogado de Acosta García, quien prácticamente no habló más que para expresar formalismos de la audiencia y ratificar su apoyo a la solicitud de revelación de pruebas por parte de la Fiscalía. Tras una hora y media de audiencia, el juez cerró la sesión citando a las partes a comparecer nuevamente el 6 de mayo.

    Yankel y Yani Rosenthal abandonaron la Corte juntos, acompañados por los abogados Chung y Guha.

    Caminaron una cuadra, mientras los medios de comunicación los perseguían tomándoles fotos y videos. Finalmente llegaron hasta Centre Street, justo frente al edificio de la Corte de Nueva York. Ahí esperaron durante unos minutos hasta que pudieron abordar un taxi en el que se fueron juntos.