Tegucigalpa, Honduras.

Los jóvenes indígenas y afrodescendientes en Honduras enfrentan mayores desventajas, exclusión y discriminación, indicó el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en un encuentro en Tegucigalpa con representantes de los nueve grupos étnicos del país centroamericano.

Las desventajas son más evidentes, particularmente, “en materia de salud sexual y reproductiva con énfasis en prevención del embarazo en adolescentes, educación y empleo, áreas clave para la inserción social”, se subraya en un comunicado del UNFPA. Añade que por eso, existe una “necesidad urgente” de desarrollar maneras de garantizar sus derechos humanos y asegurar su participación social.

La información del UNFPA fue conocida en el “Encuentro Nacional de Jóvenes Afrohondureños e Indígenas sobre Educación, Empleo y Embarazo Adolescente”, que finalizará el jueves. “Los mayores problemas en mi comunidad son de salud, hay VIH sida, muchas personas con diabetes y últimamente está llegando la delincuencia, desde tierra firme”, dijo Aleynzka Grant, de la etnia negra y de habla inglesa, en la caribeña isla de Roatán.

En el ámbito de salud sexual y reproductiva con énfasis en embarazo adolescente, las cifras no solo indican que la proporción de madres jóvenes es mayor en los estratos más pobres, particularmente en comunidades indígenas y afrodescendientes, sino que su acceso a atención durante el embarazo, en parto y posparto, es significativamente menor.