Villeda Morales, Gracias a Dios.

El municipio de Ramón Villeda Morales, en Gracias a Dios, se declaró durante las últimas horas en estado de emergencia y calamidad tras los desastres naturales que provocaron las tormentas de los últimos días sobre la región de la Mosquitia.

El pequeño municipio, encumbrado en la cuenca del río Coco y Segovia, sufrió el embate de los desbordamientos del caudal. Inundaciones afectaron a casi toda la población, que asciende a 14,000 habitantes.

La diputada de ese departamento, Erika Urtecho, confirmó la situación crítica que los hondureños que residen allí están atravesando y aseguró que la cifra de afectados asciende a más de 14,000.

El desbordamiento del río Coco o Segovia ha afectado a la región.

Kenia Alfaro era una líder de la iglesia que nació en el evangelio Asimismo, dio a conocer las inundaciones se produjeron luego del desbordamiento del río Segovia debido a las constantes lluvias que han azotado el país.

“Es una situación grave, es dramático y estamos preocupados”, comentó la diputada en declaraciones a TSi. Pero no solo Villeda Morales está inundado, sino también otros municipios como Puerto Lempira, cabecera departamental, y Ahuás, por lo que solicitó ayuda gubernamental de manera urgente

En este momento, según la diputada, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) está gestionando donaciones para enviar a Gracias a Dios, la cual serán llevadas en helicópteros de la Fuerza Aérea Hondureña y en barcos de la Fuerza Naval.

“Nos encontramos preocupados y estamos haciendo un llamado para que podamos hacer una campaña de recolección de víveres que se necesitan”, pronunció la diputada. Los habitantes de Gracias a Dios están requiriendo vestimenta, agua, comida y artículos para el ingenie personal.