19/06/2024
07:59 PM

Partidos van por la novena elección primaria sin atraer al 50% de votantes

Bajo la nueva Constitución, Honduras celebró por primera vez elecciones primarias en 1989.

SAN PEDRO SULA.

Desde 1989, luego de que José Simón Azcona se convirtiera en presidente sin ganar las elecciones generales de 1986, los partidos políticos han celebrado ocho procesos electorales primarios y mañana van por el noveno sin despertar mayor entusiasmo en los ciudadanos.

En las últimas primarias (2017), los partidos Liberal, Nacional y Libre solo llevaron a las urnas a 2,541,456 de un conglomerado de 5,795,264 de mayores de 18 años. Es decir, el 56% no le dio importancia al proceso.

Las primarias, efectuadas bajo la actual Constitución de la República, surgieron después de una confrontación política entre el Partido Nacional y el Partido Liberal derivada de los comicios generales de 1985.

Tribunal
En 2004, el Congreso Nacional aprobó la creación del Tribunal Supremo Electoral con tres magistrados propietarios y un suplente.
Ese año, en elecciones generales, dentro del Partido Liberal se postularon de manera directa a la presidencia José Simón Azcona del Hoyo, Óscar Mejía Arellano, José Bu Girón y Carlos Roberto Reina. Mientras, en el Partido Nacional, Rafael Leonardo Callejas, Juan Pablo Urrutia y Fernando Lardizábal.

Callejas obtuvo la mayor cantidad de votos (el 42%) entre todos los candidatos que participaron, pero no logró la presidencia; en el escrutinio general el Partido Nacional obtuvo menos sufragios que el Partido Liberal. Para evitar el rompimiento constitucional, la clase política recurrió a la Opción B y declaró vencedor a Azcona, quien obtuvo de manera individual el 27% de los sufragios.

Consejo
En 2019, el Congreso Nacional eliminó el TSE y creó el Consejo Nacional Electoral.

En 1989, para que los partidos no volvieran a repetir ese capítulo, celebraron las primeras elecciones primarias para escoger a los candidatos presidenciales que se enfrentaron en los comicios generales de ese mismo año.

“Estas nacieron de manera improvisada, para zanjar una crisis que hizo tambalear el régimen democrático y dirimir el liderazgo y la candidatura presidencial cuando convergieron la prohibición de la reelección y el final de los liderazgos indiscutidos dentro de los partidos”, plantea en el ensayo Primarias en Honduras: siguiendo las huellas de un sistema original Salvador Romero Ballivián, miembro del Centro de Asesoría y Promoción Electoral (Capel) y el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) de Costa Rica.

Foto: La Prensa

Para el historiador Eliseo Fajardo “las elecciones primarias han sido traumáticas porque no hay variantes en el discurso, sigue siendo el mismo, y por eso no logran llamar la atención de los ciudadanos” en procesos celebrados de manera cíclica.

Para Fajardo, las primarias “podrían ser una oportunidad democrática”, sin embargo, “vemos que en estos procesos se postulan dirigentes que desconocen los grandes procesos sociales del país y la humanidad, con formación empírica que caen en nepotismo y populismo y luego en corrupción”.

En 2005, el Tribunal Supremo Electoral introdujo la papeleta con fotografía para el nivel de diputados.

Foto: La Prensa