Más noticias

Tito Asfura, de la alcaldía de Tegucigalpa a la búsqueda de la Presidencia de Honduras

Tito Asfura busca la Presidencia de Honduras tras su paso por la alcaldía de Tegucigalpa.

San Pedro Sula, Honduras.

Quizá ni en los círculos más insondables del Partido Nacional avizoraron una victoria tan holgada como la que Nasry Asfura consiguió en las primarias del 14 de marzo y que le concedieron al ahora presidenciable encontrarse galopando en la carrera por la primera magistratura de Honduras.

El entonces precandidato del movimiento Unidad y Esperanza arrasó a nivel nacional en las preferencias del nacionalismo y, con un 70% de los votos (681,701), se adjudicó la candidatura, que fue arropada pronto por su contrincante, Mauricio Oliva, presidente del Congreso Nacional y caudillo de ese partido fundado en 1902.

Puede leer: “Honduras es de nosotros, no de ideologías extrañas”: Nasry Asfura

Nasry Juan Asfura Zablah (también conocido como “Tito” Asfura) nacido en Tegucigalpa hace 63 años, tiene ascendencia palestina. Si alcanzara la Presidencia, sería el segundo gobernante con esa ascendencia, después de Carlos Flores Facussé (1998-2002). Es un hombre casado (con Lissette del Cid de Asfura), con quien procreó a tres hijas: Stephanie, Monique y Alexandra.

CANDIDATURA

Los días de Asfura, previo a ese evento, transcurrían entre sus labores al mando de la alcaldía del Distrito Central. Cuando era consultado sobre aspiraciones presidenciales, regateaba con cautela, pero nunca se decantaba por un flanco, aunque hacía creer más que sus intenciones no eran precisamente trasladar su domicilio laboral desde la comuna capitalina hacia Casa Presidencial.

Lea: “Mi alianza es con el trabajo”: Nasry Asfura

Sobre octubre de 2020, de la voz rugosa de Asfura saltó el anuncio: buscaría la candidatura presidencial del Partido Nacional. “Debemos marcar la diferencia para poder llevar a la gente respuestas y soluciones”, dijo entonces.

UN CURTIDO DE LA POLÍTICA

A la alcaldía llegó después de desventuras en el proceso interno de su partido previo a las generales de 2006, cuando fue derrotado por el virtual edil Ricardo Álvarez. Allí fue cuando se popularizó un aparente inofensivo anuncio proselitista en televisión, en el cual Asfura Zablah se autonombraba “Papi a la Orden”.

Allí nació uno de los seudónimos de la política nacional más populares como inusuales. Ya en 2009, como candidato a una diputación por Francisco Morazán, abrazó su lema y logró convertirse en legislador. Ese cargo tampoco lo desempeñaría en totalidad, puesto que fue nombrado director del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS). También fungió, entre 1990 y 1994, como asistente fiscal municipal capitalino y asistente de la alcaldesa Nora Gúnera de Melgar.

De interés: Asfura tendrá un gobierno descentralizado sin impuestos

De allí que el figureo político de “Tito” Asfura brotara después de ser un burócrata de bajo perfil en sus comienzos, hasta convertirse ahora en uno de los más favorecidos por las encuestas nacionales respecto a la intención de voto del electorado hondureño.

Desde 2014 dirige la alcaldía del Distrito Central (Tegucigalpa), la que ha tomado como su feudo y en la que hilvana ahora su segundo período en esa municipalidad. La palabra más vociferada por Asfura es “trabajo”. Se autodefine como una especie de obsesivo por el trabajo.

Un par de zapatos robustos con plataforma y utilizados para trabajos arduos (conocidos como burros), pantalones tipo blue jean, desgastados por la rutina y una camisa a botones azul se han convertido en la vestidura por defecto del edil.

Además: Asfura asegura que con vocación de trabajo y servicio sacará adelante a Honduras

No es hombre de entrevistas televisivas, tampoco de redes sociales. Ha expresado en varias ocasiones, después de acceder a conversaciones con entrevistadores, que no porta un teléfono inteligente (smartphone), mostrando un rústico dispositivo móvil que dice le funciona de la misma forma para sus labores diarias como edil.

Está acompañado en su fórmula presidencial por los candidatos a designados Mireya Agüero, Leónidas Rosa Bautista y Marta Julia Gutiérrez.

ACADEMIA Y NEGOCIOS

No son los pergaminos académicos los que más brillan en el perfil de Asfura Zablah, quien no oculta, cuando es entrevistado, que alcanzó el nivel académico secundario (bachiller en Ciencias y Letras) y después no culminó los estudios universitarios.

Graduado en el Instituto San Francisco de la capital hondureña, “Tito” intentó obtener un título en ingeniería civil en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), pero no concluyó.

Aquí mismo: “Me tiene sin cuidado cualquier denigración o insulto”: Asfura

Precisamente esa rama del conocimiento estaría ligada, durante décadas, a la vida del ahora candidato presidencial, que es un empresario importante del rubro de la construcción en el país.

SEÑALADO

El candidato, en sus funciones como jefe edilicio de la capital, ha sido mencionado en investigaciones de entes fiscales hondureños. En 2020 su nombre apareció en documentos del Ministerio Público en una investigación por malversación de fondos públicos y lavado de activos, por un monto de 28 millones de lempiras en beneficio propio.

Los señalamientos, a la fecha, no han sufrido modificaciones y el proceso se congeló. Al menos tres empresas de su propiedad fueron aseguradas por autoridades de Honduras. Contra Asfura no giran órdenes de captura ni otras acusaciones en la actualidad por dichos casos.

Encuesta: ¿Quién cree que gane las elecciones presidenciales en Honduras?

Sobre octubre de este año, el nombre de Asfura apareció también en la investigación internacional denominada “Pandora Papers”, que consistió en la revelación de listados de funcionarios y exfuncionarios de distintos países del mundo con sociedades “offshore” (entidades domiciliadas en un paraíso fiscal o territorio opaco y propiedad de una persona no residente en dicho territorio). Hasta ahora, Asfura y otros hondureños mencionados en los documentos no han sido llamados por autoridades a declarar sobre los hechos).

PROPUESTAS DE GOBIERNO

”Yo no ando buscando la Presidencia para tener poder; yo quiero cuatro cosas: ser administrador del país, ser gestionador, ser facilitador y ejecutor”, prometió Asfura en un conversatorio presidencial.

El trabajo continúa siendo el pilar del plan gubernamental de Asfura Zablah, arropado por los múltiples candidatos al Congreso Nacional de su partido, ediles y otros dirigentes que han depositado en “Tito” la opción de dilatar la hegemonía del Partido Nacional en el poder (desde 2010, pasando por Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández”.

Especial: Elecciones Honduras 2021: conozca cada detalle del evento

Asfura le apuesta a la descentralización, la que describe de la siguiente manera: “Esto quiere decir que cada alcalde de los 298 municipios recibirá el apoyo y presupuesto para llevar a cada municipio y sus aldeas el desarrollo, la salud, la educación e infraestructura con transparencia y eficiencia”.

¿En qué consiste su plan gubernamental?

1. Trabajo: agromaquilas y planes de fortalecimiento para el Agro, en el comercio desde el micro hasta el gran empresario tendrán oportunidades y facilidades; y en Turismo, impulsaremos el desarrollo de cada municipio como un nuevo destino turístico.

2. Salud: cada centro de salud un centro de atención de emergencias de primera respuesta y triaje en cada municipio; completar sistema de vacunación y refuerzo en cada Hondureño y niños.

3. Educación: tecnología en escuelas, universidades técnicas y capacitación para maestros, además de la recuperación del Infop para que funcione como debe en todo el país.

4. Infraestructura: pavimentación de 5 mil kilómetros de calles y carreteras en Honduras, puentes y desarrollo de soluciones y vivienda para cada municipio.

5. Transparencia: “Si se hace buen uso de los recursos, el dinero ajusta para todo. Papi, además, propone el fortalecimiento del Tribunal Superior de Cuentas: para capacitación de todas las municipalidades e instituciones del Estado para garantizar la transparencia en el manejo de fondos públicos y la ejecución tangible de fondos en base a resultados”.