20/02/2024
01:29 PM

Descubra Dulce Nombre, en el corazón de Copán

Tradición, cultura y encanto están entre las maravillas de este paraíso hondureño.

Copán, Honduras

Los pobladores de Dulce Nombre de Copán le hacen honor al nombre de su municipio porque destacan por su calidez y dedicación a los visitantes.

Este municipio es como el corazón del departamento de Copán porque se ubica en el centro. Fue fundado a mediados del siglo 19 durante la época colonial bajo la jurisdicción de la intendencia de Gracias.

Tenía el nombre de La Cáscara y era jurisdicción de Santa Rosa de Copán hasta 1907, que por acuerdo del Poder Ejecutivo se elevó a categoría de municipio y se llamó Dulce Nombre de María. Se convirtió en ciudad el 5 de marzo de 1953.

Hay pocos documentos que constaten la historia del municipio; no obstante, hay registros que aseguran que las primeras familias que se establecieron eran inmigrantes de Chalatenango, El Salvador, quienes se ubicaron en el sitio denominado Las Cáscaras, al sur de la actual cabecera.

Hoy en día, a pesar de ser uno de los municipios con altos índices de pobreza, se caracteriza por el alto desempeño en oficios de sus pobladores. En estos prevalecen costumbres, tradiciones y cultura regional, así como la elaboración de comidas típicas como tamales, totopostes, cerditos horneados, frijoles y tortillas.

Su población supera los cinco mil habitantes. Los principales medios de subsistencia son la manufactura de puros que se distribuyen en todo el país, la elaboración de pan casero, el comercio, el cultivo de café, la ganadería y la producción de lácteos.

Este municipio montañoso en un 90% está a 1,100 metros sobre el nivel del mar, lo que garantiza un clima templado y frío, cuyas temperaturas promedio oscilan entre los 15 y 25 grados centígrados.

Foto: La Prensa

Una mujer elabora manualmente un puro en esa zona occidental de Honduras.

Foto: La Prensa

Los paseos en mototaxi son una aventura para turistas nacionales y extranjeros.

Foto: La Prensa

El tiempo parece detenerse en este lugar en el que algunos campesinos venden o trasladan sus productos en bestias.

Foto: La Prensa

Puros elaborados a mano por pobladores de la zona occidente de Honduras.

Un hombre eleva un papelota mientras un grupo de niños juega a la pelota.

El templo de la Iglesia Católica es un atractivo y un patrimonio histórico de la ciudad.