25/05/2024
08:41 AM

Crearán en Tela un banco genético de coral para recuperar los arrefices

La organización Amigos de los Corales de Tela, fundada en Estados Unidos por la escritora y oceanógrafa Juli Berwald, recauda dinero para construir el banco que en el futuro repondrá las especies que actualmente están bajo ataque por el blanqueamiento de coral.

Tela, Atlántida.

El Centro de Investigaciones Marinas de Tela, organizaciones y científicos internacionales crearán un banco genético de especies coralinas que han entrado en proceso de extinción por el blanqueamiento masivo que devasta los arrecifes en el mundo.

Las altas temperaturas en las aguas de los océanos han causado en los últimos años la muerte de cientos de especies de corales que habitan en los arrecifes, estructuras subacuáticas conocidas como las selvas del mar que son inmensamente importantes para la seguridad alimentaria de comunidades costeras.

La comunidad científica está alarmada porque la Gran Barrera de Coral de Australia, el arrecife más grande del mundo, y el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el segundo más largo, y el cual se extiende por los mares de México, Guatemala, Belice y Honduras, están siendo asolados por el blanqueamiento.

Antal Börcsök, director del Centro de Investigaciones Marinas de Tela (Tela Marine Research Center), le explicó a Diario LA PRENSA que “a causa del blanqueamiento, este año, murió el 98% del arrecife de La Florida (Estados Unidos), el tercero más grande del mundo, y murió entre el 70% y 80% del arrecife mesoamericano del cual somos parte”.

En Roatán murió entre el 80% y 90%. En el banco Cordelia de Roatán, que era símbolo de esperanza, murió el 90%. El arrecife de Tela es el menos golpeado, murió el 40%. Ahora el arrecife de Tela tiene 10,000% más coral por metro cuadrado que otros lugares del mundo”, dijo.

Börcsök informó que la organización Amigos de los Corales de Tela, con sede en Texas, comenzó una campaña para recaudar dinero con el cual financiarán la construcción de un banco genético con las especies de la bahía de Tela donde “aún hay en abundancia”.

En el futuro, este banco genético será un semillero para todos los arrecifes del mundo. En Tela tenemos corales en abundancia y todos estos, que han sido comunes, van a entrar a la lista de peligro crítico, a la lista de especies en extinción de este año. De las 65 especies de corales duros que tenemos, por lo menos 50 van a entrar en la lista de peligro crítico de extinción”, dijo.

Entre los científicos que estudian la situación de los corales de Tela está Andrew Baker, un biólogo marino que investiga el impacto del cambio climático en estos ecosistemas. Dirige el Coral Reef Futures Lab en la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas, Atmosféricas y Terrestres de la Universidad de Miami.

“Va a venir el genetista Andrew Baker de la Universidad de Miami para tomar pequeñas muestras. Contamos con el apoyo de la escritora Julie Berwald (doctorado en ciencias oceánicas) que creó en Estados Unidos la fundación Amigos de los Corales de Tela. Esta organización ya está consiguiendo fondos para empezar la granja de corales”, dijo.

El equipo liderado por Berwald, a través del sitio web de Amigos de los Corales de Tela (telacoral.org), anunció como “urgente” la necesidad de un banco genético del arrecife de Tela y ha solicitado el apoyo económico a los estadounidenses por medio de la plataforma de recaudación Givebutter.

Esa organización recuerda que hace cuarenta años una persona que se sumergía a bucear en el Caribe tenía que esforzarse mucho para no ver un coral ramificado, conocido como cuerno de alce o Acropora palmata, cuyas colonias formaron crestas en casi todos los arrecifes de este mar.

En 2024, según ellos, las personas deben realmente esforzarse para ver este animal que alguna vez se convirtió en un ícono de los arrecifes. Amigos de los Corales de Tela advierte que “los gigantescos bosques de cuerno de alce han caído. Las crestas de los arrecifes ahora están casi desnudas. Los cuernos de alce están al borde de la extinción”.

Pero estos científicos y amantes de la vida marina abrigan las esperanzas que en Tela prospere el último bosque sobreviviente de coral cuerno de alce.