29/05/2024
01:22 AM

Cohep sugiere 17 medidas para ahorrar combustible y energía en Honduras

Empresarios piden a la Enee que “ajuste” factores de potencia y modernice el equipo.

Tegucigalpa, Honduras.

Debido a los altos precios de los combustibles, que ya casi superan los 105 lempiras por galón de gasolina superior en esta ciudad y más de L106 en Tegucigalpa, el sector empresarial hondureño propuso 17 medidas que pueden reducir los costos a la población hondureña mediante el ahorro y la eficiencia en la utilización de los combustibles y la energía.

La primera medida es promover el consumo de energía eléctrica en horas de menor demanda.

Debemos insistir en la implementación en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) de la tarifa horaria para estimular la actividad económica durante las horas en que el costo del suministro eléctrico es menor y en los períodos en que se reduce el consumo de energía eléctrica”.

En segundo lugar se proponen -por medio de la Enee- auditorías energéticas para contribuir al uso eficiente de la energía eléctrica. Se pueden ejecutar evaluaciones técnicas en las empresas para verificar el empleo eficiente de la energía.

“El ajuste en los factores de potencia y acceso a transformadores y modernizaciones en equipamiento puede efectivamente contribuir a reducir el consumo”, indica el Cohep en un comunicado.

En el caso de Tegucigalpa, se recomienda la habilitación inmediata de la operación del Trans 450 para disminuir la circulación de buses y taxis en áreas de mayor tráfico e incrementar las facilidades de transporte de la población.

También se pide revisar el programa Barrio Seguro para analizar la importancia de no afectar la circulación que interconecta la ciudad en las vías que limitan el tránsito de vehículos en calles principales de barrios y colonias de Tegucigalpa y Comayagüela.

A escala nacional se sugiere fortalecer los métodos de control relacionados con la aplicación de la Ley de Tránsito, sobre todo los permisos de circulación y restricción de vehículos contaminantes, circulación de transporte pesado en vías urbanas congestionadas y estacionamiento en aceras prohibidas, entre otras.

En este punto, el diseño, la construcción y la habilitación de vías adicionales son urgentes para abrir pasos que mejoren el tráfico vehicular, reduzcan los atascos y faciliten la conectividad en las ciudades.

Restricciones

Otras recomendaciones son restringir el transporte articulado de carga en las ciudades desde las 9:00 am hasta las 6:00 pm; que se establezca una diferenciación del horario de inicio y finalización de labores dentro del Gobierno y de las actividades productivas privadas y la reducción del uso y la circulación de vehículos del Estado y del parque vehicular estatal al mínimo necesario, dando preferencia a automotores de bajo cilindraje.

“Hay que promover planes sensatos que consideren medidas de reordenamiento vial en las principales ciudades del país. Ello puede implicar el establecimiento de áreas de estacionamiento, cambio de orientación de vías de circulación, sustitución de rotondas, construcción de pasos sobre y bajo nivel, entre otras”, indica el Cohep.

El sector empresarial pide establecer y mejorar los sistemas de registro y certificación del transporte colectivo de pasajeros y de carga.

Además “transparentar la emisión de permisos de operación de nuevos taxis y autobuses, urbanos e interurbanos y garantizar que los que operan cumplan las condiciones técnicas mecánicas reglamentarias”.

Se enfatiza en que la suspensión arbitraria y la asignación no transparente crea mercados no competitivos e ineficientes.

Se sugiere la sincronización del sistema de semaforización de Tegucigalpa y Comayagüela. “Se deben incorporar sistemas de semáforos en ciudades importantes del país, de acuerdo con los flujos vehiculares en las avenidas y los cruces de mayor circulación”, amplía.

Se recomienda el diseño y la construcción de terminales de transporte interurbano fuera de las áreas congestionadas, sobre todo en Tegucigalpa. “Es necesario disponer de terminales adyacentes al casco urbano en cada una de las salidas de las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela para facilitar áreas de estacionamiento y que estas unidades transiten por las vías urbanas.

Con el mismo esquema se propone crear nuevos puntos de taxis con el fin de evitar la circulación libre de estos y no incentivar la importación de vehículos para transportar carga y pasajeros, restringiendo los que tengan más de 10 años de uso.

Para el ahorro de energía se sugiere una promoción mediante mecanismos de estímulo para el empleo de artefactos y dispositivos de bajo consumo de energía y la facilitación para comercialización de luminarias de consumo reducido.