Tegucigalpa, Honduras.

En un encuentro con el presidente Juan Orlando Hernández, la clase obrera dio ayer su respaldo a la Policía Militar.

Hernández expuso a la clase trabajadora, en la sede de la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH), en Comayagüela, los resultados de su primer año de Gobierno. Además de la necesidad de que se eleve a rango constitucional la PM para garantizar su permanencia en Gobiernos futuros.

Reiteró a los obreros que si el Congreso no ratifica el decreto que constitucionaliza el cuerpo, en las próximas elecciones hará la consulta al pueblo vía plebiscito y referéndum. Hubo opiniones encontradas entre la dirigencia respecto a si se debe elevar a rango constitucional el cuerpo armado; pero sí apoyan que la PM siga en las calles. El secretario general de la CTH, Hilario Espinoza, dijo que la Policía Militar debe ser apoyada en virtud de que está garantizando la protección de la ciudadanía. Consultado sobre si debe tener rango constitucional, manifestó: “Debe tener rango porque lo que explica el Presidente es que con el rango esta Policía no puede ser separada el día de mañana cuando termine su período”. Sostuvo que la constitucionalización de la Policía Militar no se ha terminado de discutir entre los obreros.

Consenso

El representante de la Central Unitaria de Trabajadores de Honduras (Cuth), Joel Almendárez, dijo que todavía no hay un consenso en las centrales obreras sobre si se debe constitucionalizar la PM.

“La seguridad de la ciudadanía la apoyamos, en el otro tema (rango constitucional) hay órganos que deben discutirla, hay abogados constitucionalistas, hay congresistas o personas en el Congreso que deben discutir el rango constitucional”, indicó.

Almendárez expresó que las organizaciones obreras no han sacado todavía un consenso sobre la constitucionalización del órgano, “quizá se pueda discutir, en el caso nuestro no hemos discutido lo del rango constitucional”.

Despidos

En la reunión, los obreros exteriorizaron su preocupación al Presidente ante los despidos que se vienen dando en las diferentes instituciones del Estado. Demandaron incrementos salariales y denunciaron que hay instituciones que ni siquiera el salario mínimo les están cumpliendo a sus empleados.