29/11/2022
11:04 PM

Más noticias

Canal Maya es vulnerable ante nuevas inundaciones

El municipio tiene varios canales que son de alivio para el río Chamelecón, pero urgen de mantenimiento.

La Lima, Cortés.

A 16 meses de las inundaciones por las tormentas Eta y Iota, los pobladores aún viven en zozobra. Y es que el canal Maya que sirve de alivio para el río Chamelecón necesita trabajos de limpieza y desazolvamiento; de no darle mantenimiento están en riesgo de inundación más de 110,000 pobladores.

Actualmente por el verano el canal no representa un peligro para el municipio. Sin embargo, cuando comienzan las lluvias y el río Chamelecón aumenta sus niveles, el canal debería ser un alivio, pero al estar azolvado no cumple su función y es cuando ocurren las inundaciones.

El canal Maya construido hace 17 años es la obra de protección más grande de La Lima, en donde habitan más de 100,000 pobladores.

Durante 15 años evitó que ocurrieran inundaciones y hasta el año 2020 su capacidad colapsó; pero según expertos, uno de los factores fue la falta de mantenimiento, porque para Eta y Iota estaba azolvado.

El canal tiene 11.3 kilómetros de extensión, con una capacidad hidráulica de 700 metros cúbicos por segundo, y de ingresar el río en su totalidad serían más de mil metros cúbicos; lo que hace que los bordos y la estructura colapsen son capas de sedimento y la vegetación que lo cubre.

Otro municipio que recibe la protección del canal Maya es San Manuel, específicamente las colonias 15 de Septiembre, Reyes Caballero y Pineda 1 y 2, en donde residen alrededor de 10,000 pobladores.

“Desde las inundaciones de 2020 vivimos con miedo. Cada vez que llueve pensamos que nos inundaremos, perdimos todo lo que teníamos, plantaciones, ganado y hasta los trabajos, en dos años nos estamos levantando; pero no soportaríamos una nueva inundación, por lo que pedimos al Gobierno que dé mantenimiento a estos canales que son nuestra única protección”, dijo Damarys Murcia, pobladora de la aldea El Paraíso, en La Lima.

LA PRENSA hizo un recorrido por los canales Maya y Campín, en donde se constató que en la mayor parte están llenos de maleza y árboles de al menos dos años de crecimiento, hay sedimento de hasta tres metros, lo cual vuelve vulnerables a esos canales de alivio.

Delmis Cardona, coordinador del Comité de Emergencia Municipal (Codem) en La Lima, explicó que el canal Maya es parte de un sistema de derivación de otros canales que al unirse descargan el agua nuevamente en la parte baja del río Chamelecón, lo que da protección a La Lima y San Manuel.

“El canal Campín con una extensión de 14 kilómetros es otra de las obras importantes de protección. Es más grande que el canal Maya, pero también está lleno de vegetación, tienen hasta plantaciones de palma africana y está azolvado en por lo menos tres metros, lo que provoca un fuerte reflujo hacia aguas arriba y fue lo que en 2020 provocó la ruptura de los bordos en el canal Maya, causando inundaciones devastadoras en La Lima”, detalló el funcionario.

DATOS

1. El canal Maya tiene una extensión de 11.3 kilómetros, de los cuales solo 500 metros se mantienen limpios, y el resto de la estructura está azolvada.

2. En los canales de alivio también son necesarios los trabajos de mantenimiento en las estructuras de alcantarillas de drenaje.

3. El canal Maya fue habilitado en 2005, se inicia desde el sector de Guaruma 1 y se une con el canal Campín, ambos protegen La Lima.

Aparte del canal Maya también es urgente la limpieza de los canales Campín, Marimba y Comandante, que también son alivios de los ríos Ulúa y Chamelecón, los más grandes del valle de Sula.

Santos Laínez, alcalde de La Lima, mostró su preocupación.

“Después de las inundaciones por Eta y Iota estamos realmente preocupados porque sabemos que hay necesidad de obras de infraestructura; pero una de nuestras prioridades es el dragado de los ríos y la limpieza de los canales de alivio, por lo que le hacemos un llamado a nuestra presidenta Xiomara Castro”.

El alcalde hizo hincapié en que son urgentes y necesarios los trabajos de limpieza en el canal Maya y el mantenimiento de los bordos.

“Estamos a tiempo para que se ejecuten los trabajos en La Lima, somos un municipio que busca desarrollo, y las obras de mitigación nos dan seguridad, al igual que a los nuevos inversionistas, ya se habían aprobado 500 millones de lempiras para ese tipo de trabajos, por lo que esperamos que las nuevas autoridades lo tomen en cuenta e inicien de inmediato”.

Neil Díaz, jefe de Ingeniería de la Unidad Técnica Ejecutora de Apoyo Administrativo del Valle de Sula, informó que por los momentos no tienen proyectos planificados para la limpieza del canal Maya.

“Sí se requiere hacer inversión en los canales de alivio para los mejoramientos de cauces, pero los costos son altos, solo en el canal Maya en años anteriores que hicimos desazolvamiento en etapas se invirtieron alrededor de 50 millones de lempiras”.

Reconoció que después de la crecida del río Chamelecón, el canal ha quedado sedimentado y se tendría que hacer una inversión similar.

Canal Maya es vulnerable ante nuevas inundaciones

“El año pasado se hizo la rehabilitación de los tramos de bordo en ambos márgenes que colapsaron en los canales Maya y Campín por las tormentas; pero se requiere hacer el mejoramiento del área hidráulica”, explicó Díaz.

El funcionario agregó que para este año tienen limitaciones con el presupuesto y no está establecido hacer limpieza de esos canales, ya que hay en agenda otros “proyectos de mayor prioridad”; aunque dijo que tienen claro que es necesario hacer el mejoramiento de los canales.

Bordos

Las autoridades también hacen el llamado a los pobladores para que no construyan casas u otro tipo de estructuras sobre los bordos y que no hagan plantaciones de ningún tipo, ya que eso provoca debilitación en las obras de protección y los deja vulnerables a las inundaciones.

Actualmente reparan el puente sobre el canal Maya en el bulevar que conecta a La Lima con El Progreso, donde según los ingenieros encargados de la obra podría estar terminado en unos dos meses, ya que desde 2020 solo se ha mantenido habilitado un solo carril.

En esa zona han hecho limpieza de 500 metros del canal, pero el resto se mantiene azolvado y lleno de maleza.