Onda tropical cargada de lluvias afectará varias zonas de Honduras

Varias regiones del país recibirán precipitaciones de leves a moderadas.

No descartan que todo el territorio sea afectado, después de días secos y estabilidad en el territorio.
No descartan que todo el territorio sea afectado, después de días secos y estabilidad en el territorio.

Tegucigalpa, Honduras.

Una onda tropical ingresará a territorio de Honduras este martes, prevén autoridades del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos). El fenómeno y su ingreso al país traería lluvias que afectarían algunas regiones.

Las condiciones metereológicas en los últimos días se han mantenido en secas e incluso cálidas en algunos departamentos hondureños, a consecuencia de la canícula de julio, sin embargo, este martes las lluvias reactivarían su actividad en Honduras, según el pronosticador de turno de Cenaos, Víctor Ortega.

Puede leer: Aceleran acuerdo para que hondureños accedan a estudios en universidad de Italia

El funcionario, en declaraciones a Hoy Mismo, indicó que durante las primeras horas del martes, una onda tropical dejaría precipitaciones especialmente en la región central y oriental del país, entre los departamentos de Olancho, Francisco Morazán, Comayagua, La Paz y El Paraíso.

Las lluvias, que podrían ser de leves a moderadas, también se extenderían hacia el occidente de Honduras, entre los departamentos de Intibucá, Ocotepeque, Copán y Santa Bárbara, de cumplirse la tendencia de desplazamiento que el ente estatal prevé.

Aunque mencionó que no es motivo para abrir un programa de alerta, sí instó a la población a tomar precauciones en comunidades y a conductores en ejes carreteros. No descartó que las lluvias se presenten en otras zonas de Honduras.

Además: Más de 700 hondureños han muerto en accidentes de tránsito en 2021

También informó que el acumulado de lluvias podrían alcanzar los 20 y 30 milimetros, en oriente y zona central; en occidente podrían llegar a los 40 milímetros.

Durante los últimos meses, las lluvias han avivado presagios de fenómenos naturales que podrían dejar inundaciones en algunas zonas de Honduras, especialmente en el norte, donde el azote de las tormentas tropicales Eta e Iota (noviembre de 2020) dejó una estela de muerte y destrucción cuyas cicatrices aún son visibles.

La Prensa