Pequeños hoteles tienen una ocupación de entre 50% y 80% en Honduras

Los empresarios de los pequeños hoteles están teniendo un respiro económico.

La positiva proyección económica a nivel de hoteles depende de la celeridad de la vacunación.
La positiva proyección económica a nivel de hoteles depende de la celeridad de la vacunación.

Tegucigalpa, Honduras.

“De junio para acá el sector turístico está mejorando poco a poco. Ya hay lugares donde hay 50% de ocupación, otros el 60 % y sitios como Omoa o San Lorenzo que están en 80%, poco a poco vamos recuperándonos”, indicó la directora de la junta directiva de la Asociación de Hoteles Pequeños de Honduras (Hopeh), Dina Núñez.

Desde el año 2020,la Asociación de Pequeños y Medianos Hoteles de Honduras manifestó la urgente necesidad de que se adoptaran medidas de auxilio en los ámbitos laboral, económico, financiero, energético y fiscal, para mantener en operación este importante sector de la economía nacional que ha sido afectado en un 100% por el coronavirus.

La también expresidente de la Opeh destacó la importancia de la vacunación anticovid-19 para el turismo, un sector que se ha priorizado, alcanzando a la fecha más de 30,000 empleados del rubro inyectados entre la cuarta y la quinta jornadas de inmunización.

Lea: Amplían toque de queda hasta el 25 de julio en Honduras

"Más de 270,000 empleos dependen del turismo en todo el país, por eso desde el principio giré indicaciones al Ministerio de Salud para que fuera un sector prioritario para recibir la vacuna y los resultados positivos ya se están recibiendo", señaló en cadena nacional el pasado miércoles el presidente Juan Orlando Hernández.

Núñez señaló que “a medida el país se vaya vacunando habrá más confianza, no solamente en la industria del turismo, sino que también para el viajero, ya que esto es un proceso”.

La directora de la Hopeh expresó que confía en que para el final de año se cubra al 70% de la población con la vacuna. Con la vacunación "es la única manera que vamos a poder reactivar el turismo de verdad al 2022, por mientras el proceso va creciendo poco a poco y la industria va echándole ganas, somos resilientes, vamos a salir adelante”, añadió.

Núñez recordó que con la pandemia de coronavirus la industria turística ha tenido que ser disruptiva. “La industria ya cambió, lo tradicional del turismo ya se fue, hay que pensar en cosas innovadoras y es algo que no lo decimos nosotros, sino el cliente”, manifestó.

La directora de la Hopeh dijo que cree que para entrar a esa nueva era los actores de la industria sin chimenea tienen que trabajar unidos, para que en la medida que se trabaje de manera coordinada “podamos ser todavía más fuerte y atraer a más turistas”.

También: Centros bilingües de Honduras, listos para retornar a las aulas

“Olvidémonos del millón de turistas, la idea aquí es buscar una meta mayo de 2, 3 o 4 millones de turistas para el 2022, 2023, 2024, tenemos que pensar en grande”, aseveró.

En ese sentido, apuntó que la Ley de Pasajes Baratos aprobada recientemente por el Congreso Nacional es un logro y por eso “todos los hoteleros, los restauranteros, los del sector cultural, de infraestructura y de deportes extremos, debemos empezar a optimizar esa inversión que hace el cliente”.

Explicó que ahora que se está trabajando en reactivar los aeródromos y en ofrecer rutas que incluyan un poco de la variedad turística del país. “Ofrecer un paquete incluido como por ejemplo, iniciar en las playas del Caribe y de Roatán o moverse a Copán Ruinas, pero que también vayan a la ciudad de San Pedro Sula o Tegucigalpa, por qué no, por qué no hacer cosas disruptivas”, insistió.

Los aeródromos de Honduras están ubicados en Choluteca (Choluteca); Río Amarillo (Copán); Celaque, (Gracias); Utila y Guanaja (Islas de la Bahía); Tela (Atlántida), Trujillo (Colón) y El Aguacate, en Catacamas (Olancho).

La Prensa