Deuda política subiría a L190 millones en las elecciones generales de Honduras

Partidos emergentes estarían recibiendo unos 170,000 lempiras cada uno.

Imagen de archivo de elecciones en Honduras.
Imagen de archivo de elecciones en Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Luis León, director del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD) en Honduras, aseguró que la deuda política subirá a 190 millones de lempiras en las próximas elecciones generales.

Honduras realizará sus elecciones generales el 28 de noviembre, las undécimas desde que el país retornó a la democracia, después de casi 20 años de regímenes militares, que tendrán lugar en medio de una marcada crisis política, social y económica y tras la aprobación de una nueva ley electoral.

La nueva Ley Electoral establece que los partidos recibirán la deuda política de acuerdo a los votos que saquen en los comicios; es decir, que ya no tendrán el 15% del total de sufragios que logre el partido ganador en su nivel presidencial.

El valor del sufragio será de 59 lempiras. Algunos partidos emergentes alcanzaban hasta 9 millones de lempiras en deuda política a pesar que sólo sacaban unos 3,000 votos.

Lea: Habilitan 14 consulados móviles para atender a hondureños en EEUU

luis.4781(800x600)
Analista Luis León

León dijo que “se deben valorar varias cosas, una de ellas es que el valor del voto se incrementa de 40 lempiras a 59 lempiras, estamos hablando de 19 lempiras más por valor voto”.

“Además, los partidos emergentes después de recibir 8 o 9 millones de lempiras, van a recibir unos 177,000 lempiras aproximadamente por su participación. Claro, eso reduce significativamente el valor del dinero que se les entregará a los partidos emergentes”, sostuvo.

“Al hacer el cálculo de la distribución entre los partidos emergentes y los mayoritarios por valor voto, la deuda aumenta en casi 25 millones de lempiras, es decir, de unos 165 millones de lempiras a 190 millones de lempiras”, precisó.

Aclaró que “no es el que el pueblo hondureño pagará menos por la deuda política, sino que lo que ocurre es que ahora los partidos grandes recibirán más y los emergentes menos. Esto viene a sobrecargar aún más el sistema económico del país, ya de por sí altamente cargado; es decir, la deuda se dividirá entre los cuatro partidos que tienen posibilidades de ganar y los 10 minoritarios restantes”, agregó.

También: Congreso de Honduras amplía protección de parque Meámbar

“Los 10 partidos emergentes sacarían 1.7 millones de lempiras entre todos, es decir, unos 170,000 cada uno. Lo anterior denota que son los partidos grandes los que han ganado con el incremento al valor del voto, ya que recibirían unos 25 millones de lempiras más cada uno, dependiendo de la cantidad de sufragios que saquen”, finalizó.

En la contienda electoral del país, donde no se hace segunda vuelta, participarán catorce partidos políticos, de los que solamente tres, según sondeos de opinión, tienen la posibilidad de ganar la Presidencia y suceder al actual gobernante, Juan Orlando Hernández, quien concluirá su mandato el 27 de enero de 2022, el segundo desde 2014.

Los candidatos de los partidos con más opciones de triunfo son Nasry Asfura, del gobernante Partido Nacional (conservador); Xiomara Castro, del Libertad y Refundación (Libre, izquierda), y Yani Rosenthal, del Liberal. En la lucha por llegar al poder también participa, por tercera vez, Salvador Nasralla, quien en septiembre de 2020 pudo inscribir el Partido Salvador de Honduras, luego de haber fracasado en los comicios generales de 2013 y 2017 con el Partido Anticorrupción (PAC), del que dice que se lo "robaron" desde el poder Ejecutivo.

Según proyecciones de analistas, cualquier candidato que gane la Presidencia de Honduras lo hará con poco respaldo en las urnas, por el desencanto de la mayoría de la gente con los políticos, que no han podido mejorar las condiciones de vida 40 años después del retorno a la democracia.

La Prensa