Personal extra que recibió la vacuna no era de primera línea

Médicos criticaron que la lista quedó en responsabilidad de los directores de los hospitales, quienes decidieron a quién vacunar. Se inmunizó a personal administrativo del IHSS.

Una persona del área de salud recibe la vacuna de Moderna que fue donada por el gobierno de Israel.
Una persona del área de salud recibe la vacuna de Moderna que fue donada por el gobierno de Israel. /

TEGUCIGALPA.

Diversos representantes del sector salud han pedido la creación de un consejo de veeduría que se encargue del control y distribución de las vacunas contra el covid-19 que llegarán al país.

El pedido surge ante las diversas denuncias que realizaron algunos médicos, quienes señalan que con las vacunas que donó Israel fueron aplicadas a personas que no están en la primera línea.

Ligia Ramos, presidenta de la Asociación Nacional de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), denunció que varios enfermeros y anestesiólogos que están en primera línea no fueron inmunizados.

“Se estaba vacunando personal que ni siquiera estaba en salas que miran a pacientes covid, sino que estaban en salas que rechazan a estos pacientes por el tipo de sala.

También les hicimos ver que había mucho personal administrativo que no está directamente en contacto con el virus”, explicó la galena.

Ramos señaló que se trató de hablar con el personal que estaba vacunando y cambiar la línea, pero el proceso ya había empezado y los primeros que se fueron a vacunar fueron las personas del área administrativa.

La doctora también criticó que se le haya dejado la responsabilidad de crear las listas a los directores de los hospitales, por lo que pidió la creación de un consejo de veeduría para que sea el que cree las listas, en caso de que vuelvan a venir pocas dosis de vacunas, para priorizar al personal que de verdad está en la primera línea contra el covid-19.

Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del IHSS, señaló que hubo gente que por amistades y por otro tipo de situaciones recibió la vacuna.

“Era lo que se había dicho, que si no había un equipo técnico que decidiera esa situación iba a causar un gran lío como aconteció”, expresó el médico. Por su lado, Josué Orellana, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras y Enfermeros Auxiliares de Honduras (Aneeah), señaló que como organización tenían en lista a candidatos a vacunarse de un aproximado de 1,600 enfermeras, pero que solo se logró vacunar a la mitad de lo que se tenía previsto.

Johana Bermúdez, diputada y médica que recibió la vacuna, fue criticada porque aducen que ella había pedido licencia desde noviembre; sin embargo, la congresista lo negó y señaló que “hubiese sido una irresponsabilidad no vacunarme, porque me encuentro en contacto atendiendo muchas personas y haciendo mi trabajo social”, dijo.

Bermúdez señaló que desde que comenzó la pandemia ha estado asignada al hospital covid del IHSS.

Ida Berenice Molina, directora del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), señaló que se vacunaron unas 184 personas más de las 2,500 que se estaba proyectando vacunar con la dosis que donó Israel.

“Al aplicar la vacuna de Moderna se encontró que traía más dosis, no salieron 10 por frasco, sino que en algunos salieron 11 y en otros 12”, explicó. Detalló que se usó una jeringa especial que extrae la dosis exacta del líquido a aplicar a cada persona.

Sin efectos graves personal de salud vacunado contra el covid

Hasta la fecha ninguna persona que fue vacunada contra el covid-19 la semana pasada ha presentado efectos graves tras recibir la primera dosis de la vacuna de Moderna, informó Silvia Názar, jefa de la Dirección General de Vigilancia del Marco Normativo.

“Gracias a Dios no tuvimos ningún efecto grave relacionado que pudiese poner en riesgo la vida de las personas a las que se les aplicó esta vacuna”, expresó Názar.

La directora del marco normativo indicó que algunos de los efectos adversos que tuvo el personal de salud vacunado fueron mareos leves y moderados, dolor en el sitio de la aplicación de la inyección, dolor de cabeza, náuseas, fiebre y rash en la piel.

Názar dijo que a cada persona que se inmunizó contra el coronavirus se le dio seguimiento para estar pendientes si presentaban efectos negativos por la dosis de la vacuna.

La Prensa