Hay ocho niños internados por dengue grave en el Escuela

Siete de ellos están estables y uno en unidad de cuidados intensivos.

Los menores están en proceso de recuperación en una sala especial del Hospital Escuela.
Los menores están en proceso de recuperación en una sala especial del Hospital Escuela.

TEGUCIGALPA.

Mientras la gran mayoría de hondureños se concentra en evitar el coronavirus, el dengue, otro mal que aqueja a la población, se esparce afectando a los más vulnerables.

Debido a esta situación, ocho niños permanecen internos en la sala de dengue del Hospital Escuela, uno de ellos se encuentra en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Todos los menores son originarios del municipio del Distrito Central, según lo informó el doctor Carlos Maldonado, jefe de pediatría del principal centro asistencial del país.

“Actualmente tenemos ocho niños internos, de los cuales siete están en la sala de dengue y se encuentran estables y en proceso de recuperación, y un paciente en unidad de cuidados intensivos”, dijo Maldonado.

Aseguró que todos los menores son de la capital, pues en las últimas semanas no se reportan ingresos de los departamentos de Choluteca, El Paraíso y Comayagua, de donde anteriormente se reportaban casos de dengue grave y eran remitidos al Hospital Escuela.

Los pacientes que permanecen recibiendo atención médica llegaron con signos de alarma, pero se encuentran estables.

Esto preocupa a las autoridades del centro asistencial porque implica que en la capital “no atienden las medidas que dan a conocer las autoridades de la Secretaría de Salud”.

Ante el incremento de los casos de dengue grave en Tegucigalpa se recomienda a la población que cuando presenten algún cuadro febril que asistan a un centro de salud para ser tratados de inmediato.

“Gracias a Dios que las muertes de pacientes con dengue y especialmente menores de edad no han continuado y la última que fue en la semana epidemiológica número 15, eso porque los pacientes han llegado a tiempo y se les ha aplicado los medicamentos”, explicó Maldonado.

La Prensa