Satélite de la NASA muestra contaminación de azufre en el aire de Honduras

Las imágenes muestran que hay una concentración de SO2 en la zona norte y parte de Guatemala, que puede ocasionar un mal olor.

El monóxido de carbono y dióxido de azufre son los principales contaminantes en Honduras
El monóxido de carbono y dióxido de azufre son los principales contaminantes en Honduras

San Pedro Sula, Honduras

En los últimos días, centenares de usuarios han reportado malos olores en ciertas partes de Honduras, principalmente en la zona norte, manifestando el insoportable fétido de origen desconocido hasta la fecha.

A altas horas de la noche cuando, el toque de queda por el COVID-19 deja las calles vacías, en las casas se desata el malestar porque no se soporta el olor nauseabundo, como a "podrido" o "estar frente al camión de la basura", según reportan los vecinos de los municipios de San Pedro Sula, Villanueva y Choloma.

Partiendo de eso y mapeando las denuncias hechas en Facebook, se utilizó la herramienta de vigilancia satelital de la NASA GEOS-5, que graficado en el portal Windy mostró a eso de las 12:00 am del martes 01 de julio, una mancha de color amarillo identificado como SO2 (dióxido de azufre) formado sobre el cielo de Cortés y una zona fronteriza con Guatemala hasta disiparse en horas de la mañana.

El SO2 (dióxido de azufre) es una sustancia de gas que puede ser provocada durante los procesos de combustión por combustibles fosiles, carbón y otros derivados del petróleo, en ocasiones se debe a la presencia de actividad volcanica o aguas termales, que según el portal Greenpeace.org, "por este gas las ciudades huelen mal".

La contaminación del aire por el SO2 puede provocar turbidez corneal, dificultad para respirar, inflamación de las vías respiratorias, irritación de ojos, daños en la garganta, alteraciones psíquicas, edema pulmonar, entre otras.

Hipótesis

A la espera de una confirmación oficial por parte de las autoridades, existen varias hipótesis que pueden dar la respuesta al origen del fétido olor, sobre todo las de base científica.

Para el presidente de la Asociación Médica del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Carlos Umaña, una de las causas del olor es la concentración de residuos fecales y de orina producto de que la mayor parte de la ciudadanía se concentra en sus hogares debido al confinamiento.

Umaña plantea que otra de las razones se debe a los desinfectantes en las alcantarillas y esto produce emisión de malos olores, también menciona que "en ciertos sectores de la ciudad no hay muchas personas, por lo que las alcantarillas están vacías pero acumulan gas que luego se emana".

La relación de los malos olores con la COVID-19 es la teoría o conclusión que muchas personas tienen, pero a criterio del doctor Luis Romero, infectólogo del Hospital Mario Catarino Rivas, en estos momentos es difícil decirlo porque lo único que está relacionado es el confinamiento.

Investigación

LA PRENSA se comunicó con el vocero de la Secretaría de Ambiente, Marco Carrillo, quien manifestó que esperan el resultado investigativo del Centro de Estudios y Control de Contaminantes (CESCCO) y la División Municipal Ambiental de San Pedro Sula (DIMA) quienes más tarde anunciaron mediante comunicado que están haciendo las investigaciones pertinentes del caso.

Cristy Raudales, Gerente de MiAmbiente, manifestó que “el CESCCO, nos está prestando todo su apoyo para poder usar sus laboratorios y hacer los análisis”, señaló.

La funcionaria municipal indicó que elaboraron un plan de trabajo que consiste en poder identificar los lugares donde se realizarán los muestreos, se realizará mañana una encuesta a alrededor de 3,500 vecinos de los diferentes sectores de la ciudad.

Alex Vallejo, catedrático del departamento de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs) y excoordinador regional de Áreas Protegidas y Vida Silvestre del Instituto de Conservación Forestal (ICF), no descartó las posibles causas presentadas por el satelite de la NASA, quien agregó que las autoridades deben vigilar el comportamiento de la densidad del gas y otros factores.

El experto sostiene otra de las razones podría estar relacionada con una mala canalización o descarga excesiva de las aguas residuales, lo cual perjudica la capacidad del sistema.

En otros países

El pasado 11 de mayo, el Ayuntamiento de París también realizó pruebas y análisis para determinar el origen de un misterioso "olor a azufre" que tuvo ruido en esa ciudad y sus alrededores.

Ellos consideraron dos hipótesis: La primera, que se trate de "la fuente de saneamiento de las aguas residuales"; y la otra que sea "una nube de dióxido de azufre procedente del extranjero", señaló a la AFP, Emmanuel Grégoire, vicealcalde de París.

Por su parte Argentina reportó con imagenes satelitales la diferencia del aire y su olor antes y durante la cuarentena por el COVID-19.

El hedor ha sido el factor de duda e incluso de teorías conspirativas pero son las autoridades quienes determinarán el verdadero factor que provoca el mal olor.

La Prensa