"Operación Frijol", la campaña de jóvenes hondureños para ayudar a familias pobres

La iniciativa "Operación Frijol" busca ayudar a las familias hondureñas más necesitadas, en medio de la emergencia por el nuevo coronavirus.

Las donaciones para la 'Operación Frijol' se hacen de forma online.

San Pedro Sula, Honduras.

Un grupo de jóvenes se ha unido para crear la organización "Operación Frijol", que busca ayudar y abastecer a las familias hondureñas más necesitadas en medio de la crisis provocada por el COVID-19, ya que miles de familias no están percibiendo ningún tipo de ingreso.

Los jóvenes que crearon la campaña desean proyectarse con las comunidades más necesitadas del país, y llevar hasta sus hogares canastas con los productos básicos de alimentación.

El proyecto "Operación Frijol" comenzó con la organización del grupo de amigos, mismos que donaron fondos para entregar más de 2 mil canastas básicas y luego las distribuyeron en diversas zonas de Honduras.

La misión del proyecto es recaudar fondos para la compra de los insumos básicos, frijoles, arroz, harina, pan, manteca, café, pasta, entre otros. Representantes de la Iglesia Católica se encargan de realizar las entregas en las comunidades de alta necesidad.

La campaña "Operación Frijol" también hace un llamado a todos los hondureños para que puedan realizar su donación de forma online, y de esta forma tender una mano a las familias más pobres.

La donación se realiza en línea, a través de la plataforma de crowdfunding "Abrassos".

Los miembros de la organización ya donaron las primeras dos mil canastas, pero tienen el deseo de llegar a muchísimos más hondureños, por lo que esperan el apoyo y solidaridad de miles de internautas para que toquen su corazón y aporten su ayuda.

Ingresando al siguiente link, puedes hacer tu donación: https://www.abrassos.org/campaigns/view?id=138&slug=operacion-frijoles--789d

Crisis

La cifra de fallecidos por COVID-19 en Honduras aumentó a 46 y los contagios a 494.

La emergencia a causa del nuevo coronavirus ha pasado una grave factura en la actividad económica nacional y mundial, sobre todo por el toque de queda que rige desde a mediados de marzo, para prevenir un mayor número de contagios por coronavirus.

La Prensa