Habilitan albergues en Roatán para evitar congestionar hospital

Tres pruebas más fueron enviadas ayer a Tegucigalpa para su análisis.El gobernador de Islas de la Bahía informó que hasta ayer por la tarde habían sido descartados ocho casos.

El mayor conglomerado de compradores se registró en la zona de los mercados, otros capitalinos optaron por hacer sus compras en meercadditos y pulperías para evitar las largas filas que se formaron para abastecerse de alimentos.
El mayor conglomerado de compradores se registró en la zona de los mercados, otros capitalinos optaron por hacer sus compras en meercadditos y pulperías para evitar las largas filas que se formaron para abastecerse de alimentos.

ROATÁN.

Tres pruebas fueron enviadas ayer a Tegucigalpa desde Islas de la Bahía para su análisis. Hasta ayer por la tarde habían sido descartados ocho casos. Las autoridades gubernamentales han tomado medidas para evitar el contagio del virus en Roatán, Utila, Guanaja y Santos Guardiola.

Desde el lunes 16 de marzo, bajo ordenanza municipal, declararon estado de emergencia o calamidad pública en el municipio de Roatán por un período de 14 días. Desde ese día no han permitido el ingreso de personas al municipio por transporte aéreo y marítimo.

Además
Más de 200,000 personas residen en Roatán, Utila y Guanaja, el 85% de ellas viven del turismo. Es por eso que el impacto económico será alto.

Los marinos que trabajan en las empresas de carga deben permanecer a bordo de los botes y no pueden salir de los mismos. Está prohibida la aglomeración de personas de todo tipo. Solo están permitidas las actividades en farmacias, gasolineras, supermercados y restaurantes, pero solo el servicio para llevar y a domicilio. “A comercios que alteren precios debido a la emergencia se les multará y se les suspenderá su permiso de operación por seis meses, y al reincidente se le cancelará”, cita la ordenanza. Estas mismas medidas también fueron tomadas por las alcaldías de Utila, Guanaja y Santos Guardiola.

kb-roatan1-200320(800x600)
Desoladas están las calles de Roatán debido a que solo las farmacias, gasolineras y supermercados están operando.

Dino Silvestri, gobernador de Islas de la Bahía y vocero oficial de la emergencia sanitaria en esta zona del país, informó que el horario establecido para tránsito de pobladores es de 6:00 am a 8:00 pm y únicamente con los propósitos antes establecidos: compra de comida, de combustible y medicinas. Después de esa hora todos deben estar en su casa. Los hoteles no pueden atender nuevos huéspedes, solo los que ya tenían antes de la ordenanza municipal.

Aseguró que nadie puede ingresar a las islas; al contrario, han salido cuatro vuelos con destino a Canadá, cada uno con un promedio de 130 pasajeros.

kb-roatan3-200320(800x600)

Además, un avión de la aerolínea United Airlines llegó vacío desde Houston a las islas para recoger a 179 turistas estadounidenses de grupos a los que se les dio prioridad como adultos mayores y con problemas de salud. Ayer salieron dos vuelos más a Canadá con 300 pasajeros y el domingo saldrá otro con 120 viajeros. Están organizando con la aerolínea United para trasladar a más turistas a Roatán y a San Pedro Sula. Explicó que en la isla hay más de 600 canadienses y 400 estadounidenses.

Las autoridades han habilitado dos albergues en Roatán para descongestionar el hospital en caso de necesitarlo.

Uno es la iglesia Adventista y el otro una propiedad manejada por la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi). Ambos lugares suman una capacidad para más de 70 personas. Silvestri indicó que están trabajando para habilitar más albergues en Utila y Guanaja.

El Gobierno contrató más de 45 empleados de salud para atender las clínicas móviles en las Islas.

La Prensa