Honduras recibirá a migrantes de cinco nacionalidades

EUA comenzará a remitir a finales de enero primeros grupos de nicaragüenses, guatemaltecos, salvadoreños, mexicanos y brasileños.

Miles de centroamericanos esperan respuesta a su solicitud de asilo en México.
Miles de centroamericanos esperan respuesta a su solicitud de asilo en México.

TEGUCIGALPA.

Como parte del acuerdo de Cooperación en Materia de Asilo (ACA) o de tercer país seguro, suscrito con Estados Unidos, Honduras acogerá a migrantes de Guatemala, El Salvador, México, Brasil y Nicaragua, mientras las autoridades migratorias estadounidenses resuelven sus solicitudes de asilo o refugio.

Los ciudadanos de estas nacionalidades comenzarán a ser remitidos a partir de la última semana de enero y primera de febrero, confirmó ayer el secretario de Relaciones Exteriores Lisandro Rosales Banegas, tras concluir una serie de reuniones con el secretario interino de Seguridad Nacional de EUA, Chad F. Wolf.

Tal como lo ha venido informando LA PRENSA, Honduras se apresta a recibir a cientos de migrantes que soliciten asilo en EUA y que sean remitidos a territorio hondureño mientras se resuelven sus peticiones, lo que puede llevar semanas y meses de espera, mientras el país se hará cargo de su manutención.

Rosales confirmó anoche al programa Voces y Contravoces de Radio Cadena Voces que ya está todo listo para comenzar a recibir los primeros grupos de extranjeros remitidos por el Servicio de Aduanas e Inmigración de Estados Unidos.

Nacionalidades

El jefe de la diplomacia hondureña amplió que el país se comprometió a recibir ciudadanos de al menos cinco nacionalidades, entre ellos: salvadoreños, nicaragüenses, mexicanos, guatemaltecos y brasileños.

“Se está programando para la última semana de enero y la primera de febrero la llegada del primer vuelo que sería de no más de diez personas para ir midiendo las capacidades y el efecto que tienen, el ejemplo que tenemos de Guatemala es de 90 personas que han sido trasladadas en 14 y 15 vuelos, y de esos únicamente solo una persona cumplía con los requisitos de asilo”, explicó.

Indicó que en las reuniones de esta semana con el secretario de Seguridad estadounidense se logró concluir los protocolos de reglamentación e implementación del ACA, así como de los acuerdos de seguridad fronteriza, intercambio de información biométrica y migración regular controlada, que ya está funcionando con las primeras 60 personas que viajaron a Texas bajo el programa de visas.

“La implementación y la reglamentación (de los acuerdos) es justamente lo que se logró trabajar con los equipos técnicos y para lo que estuvo presente el secretario interino de Seguridad Nacional de EUA Chad F Wolf”, apuntó.

En cuanto a la ubicación y las facilidades que deberá prestarles el Estado de Honduras a estas personas, el funcionario indicó que el Instituto Nacional de Migración (INM) pondrá a disposición sus instalaciones en la capital, así como los centros de recepción que tiene en San Pedro Sula y Omoa en el departamento de Cortés.

calveshonduras(800x600)

En este trabajo, el Gobierno contará con el apoyo de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y otras organizaciones nacionales e internacionales.

Rosales aclaró que Honduras no recibirá personas con problemas mentales o físicos ni tampoco con antecedentes penales graves y para eso se determinó clasificarlos bajo un catálogo de al menos 95 delitos, es decir, que los migrantes que hayan cometido alguna falta dentro de ese grupo no podrán entrar al país.

“La garantía es que con Estados Unidos en estos acuerdos de implementación establecimos un catálogo de delitos y faltas en las cuales podrían estar catalogadas las personas y los que están en esos 95 delitos no entrarían al país”, afirmó.

Dijo que el tiempo que estas personas deberán esperar en el país mientras Estados Unidos resuelve sus solicitudes de asilo está entre cinco a 18 meses, que es el periodo regular de espera en aquel país, pero aclaró que las personas que no reciban una respuesta positiva deberán retornar a su país de origen.

Las estadísticas indican que 89,241 migrantes de al menos 10 nacionalidades transitaron por territorio hondureño desde 2014 a la fecha.