Grupo israelí financiará plantaciones de cacao en Honduras

Proyecto beneficiará a 5,000 familias productoras para mejorar sus ingresos.

Imagen de archivo. El ministro de la Presidencia Ebal Díaz.
Imagen de archivo. El ministro de la Presidencia Ebal Díaz.

TEGUCIGALPA.

Financiar cinco mil plantaciones de cacao de calidad en el territorio nacional es el compromiso adquirido por ejecutivos del Consorcio LR Group de Israel.

El grupo de empresarios encabezados por Doron Retter, director del consorcio, se reunió ayer en Casa de Gobierno con el presidente Juan Orlando Hernández para analizar la iniciativa de comercializar de manera óptima el cacao hondureño en otros mercados del mundo.

Con este proyecto, el Gobierno y LR Group le apuestan a poder beneficiar a cinco mil familias y adicionalmente, ofrecer y garantizar que la producción del cacao sea colocada en los mejores mercados internacionales a precios atractivos para los productores y, a su vez, se favorezca toda la cadena de comercialización.

LEA: Corrupción impacta en la migración y desarrollo económico de Centroamérica

“Creemos que el cacao es el hermano menor del café, aquí en Honduras hay un gran potencial y queremos trabajar de la mano de los productores, nosotros como sector privado no solo vamos a proporcionar los insumos, sino que también capacitación”, detalló el empresario Doron Retter.

El ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, amplió que la visita de la delegación de empresarios de Israel sirve para estrechar lazos entre ambos Gobiernos, lo que provoca la atracción de inversiones.

“Estamos hablando de buenas noticias que se darán en meses, no en años, para poder explorar las áreas de inversiones y el presidente se ha comprometido a facilitar todos los trámites para que este proyecto comience a andar”, concluyó Díaz.

Claves:

1- LR Group fue fundado en 1985 y opera en todo el mundo en la financiación, gestión, desarrollo, producción y mantenimiento de proyectos de mediana y gran escala en economías de alto crecimiento en todo el mundo.

2- El grupo opera en todo el mundo en colaboración con países anfitriones y socios locales y cuenta con más de 2,000 empleados.