Decretan emergencia por paro de labores de médicos

El Gobierno contratará médicos de forma temporal para que reemplacen a quienes se mantienen en asambleas.

El Gobierno instaló clínicas móviles en los hospitales.
El Gobierno instaló clínicas móviles en los hospitales.

Tegucigalpa, Honduras.

Ana Vargas (de 62 años) llegó desde muy temprano al Hospital Escuela para que le hicieran exámenes médicos porque requiere una operación debido a un problema de oído, sin embargo, no pudo realizárselos.

Al llegar a consulta le dijeron que los médicos no estaban atendiendo y que tampoco había papel para hacer el examen, por lo que tenía que buscarlo en una clínica privada. “Yo dinero no tengo para pagarlo y afuera vale 500 lempiras, camino a pie, voy hasta el Reparto por Arriba y no tengo ni un cinco para irme, que se haga la voluntad de Dios”, expresó llorando la señora de la tercera edad.

Como respuesta a las asambleas informativas que mantienen los doctores a nivel nacional, el Gobierno instaló clínicas móviles en el Hospital Escuela y en el hospital Mario Rivas. Doña Ana buscó ayuda en la clínica móvil, pero no obtuvo una respuesta positiva, ya que estas son preventivas y brindan servicios de ultrasonidos, mamografías, atención odontológica, pero no exámenes.

Emergencia

El presidente Juan Orlando Hernández junto con el Consejo de Ministros emitieron ayer un decreto de emergencia por el paro de labores de los médicos del sistema sanitario nacional. El decreto fue publicado en el diario oficial La Gaceta, y da la facultad a la Secretaría de Salud de contratar médicos de manera temporal para que atiendan a los enfermos que acuden a los hospitales y tienen que regresar a sus casas por el paro.

La ministra de Salud, Delia Rivas, expresó que están evaluando la cantidad de doctores que contratarán, pero dijo que serán “los necesarios para que atiendan a la población hondureña”.

Ricardo Cardona, ministro de la Presidencia, junto con la viceministra de Salud, Karina Silva, visitaron ayer diferentes hospitales para evaluar la situación en que se encuentran los pacientes.

Los profesionales de la salud exigen al Gobierno el pago de una deuda acumulada desde 2013, la cual es de unos 300 millones de lempiras y consiste en un aumento anual definido por la tasa de inflación.

El Gobierno y del Colegio Médico de Honduras se reunió anoche en un tercer encuentro para lograr una solución a la crisis sanitaria.

El Gobierno propone que suspendan las asambleas informativas y negociarán otra propuesta de pago después del proceso electoral. La directiva del CMH dijo que no pudieron presentar ninguna propuesta y sigue el paro.

La Prensa