Trabajo en casa: 8 hábitos para comer saludable

Llevar una alimentación sana mientras se realiza teletrabajo es todo un reto. Le damos consejos para que evite ese indeseable aumento de peso.

SAN PEDRO SULA.

Trabajar desde casa puede hacer que comer de manera saludable se convierta en todo un desafío: la rutina cambia y la comida en el refrigerador está a solo unos pasos, lo cual se vuelve una gran tentación y puede provocar un aumento de peso.

La Asociación de Medicina para la Obesidad (OMA, por sus siglas en inglés) hace algunas recomendaciones para mantener la nutrición bajo control mientras se trabaja desde casa:

1. Establezca un lugar para su trabajo que no esté dentro o cerca de la cocina. Trabajar lejos de la cocina es una estrategia para no revisar el refrigerador varias veces durante el día. El único momento en que debe ir a la cocina es cuando tiene horarios programados para comidas o meriendas.

2. Haga lo mismo que haría en su oficina. Programe una hora para su almuerzo y merienda.
Por ejemplo, al mediodía almorzará y al final de la tarde tendrá un refrigerio. Cuando trabaje de forma remota, actúe de manera similar a como lo hace en su oficina, donde no puede estar comiendo todo el día.

3. Concéntrese en alimentos balanceados y nutritivos. Los alimentos balanceados lo ayudarán a ser más productivo mientras trabaja desde casa. ¿Por qué? Al consumir este tipo de alimentos, el cuerpo se mantiene lleno por más tiempo y nos ayuda a concentrarnos. Ejemplos de estos alimentos son proteínas, fibras, grasas saludables, frutas y verduras, en lugar de un puñado de papas fritas o chocolate.
Lo que come afectará su estado de ánimo y su nivel de energía, por lo que hacer un plan de comidas con anticipación hará que sea más fácil evitar las malas elecciones de alimentos.

4. Beba mucha agua. El dolor de cabeza y la fatiga son signos de deshidratación y conducirán a la falta de productividad y desconcentración. Mantenga el agua al lado de su estación de trabajo en casa. El objetivo es beber al menos 64 onzas por día. Evite sucumbir a la tentación de tomar bebidas azucaradas como refrescos y jugos.

5. Evite el exceso de cafeína. Estar en casa significa tener acceso a ilimitadas tazas de café todo el día... ¡mala idea! El exceso de cafeína puede provocar palpitaciones, ansiedad, dolores de cabeza, problemas digestivos e insomnio. Una o dos tazas de café por día bastan para evitar la sensación de nerviosismo, y evite agregar cremas y azúcares.

6. Tómese un descanso del trabajo para comer. No trabaje mientras come. Tome su tiempo para darse un respiro del trabajo y sentarse en una mesa y disfrutar de su almuerzo. Aparte de despejar la mente, esto es importante para alcanzar una sensación de saciedad: la distracción durante una comida puede conducir a comer en exceso y disminuir la sensación de estar lleno.

7. Evite comprar comida chatarra. La manera más fácil de evitar la comida chatarra es no llevarla a casa. Evite comprarla, pues si tiene acceso a ella, lo más probable es que termine comiendo mayores cantidades de las que originalmente había planeado.

8. No coma fuera de la bolsa o del recipiente original. Comer directo de la bolsa o contenedor hace que sea más difícil controlar las porciones que come. Para una comida pruebe el método saludable; la mitad del plato de verduras sin almidón (p. ej., maíz, judías verdes y calabaza), un cuarto del plato con proteínas magras (p. ej., pescado, aves de corral, carne roja magra, yogur bajo en grasa, huevos) y un cuarto del plato con un alto contenido de carbohidratos de fibra (por ejemplo, fruta, granos enteros). Mantener su peso ideal siempre es lo mejor.

La Prensa