16/05/2024
01:05 AM

Ozzy Osbourne calcula que le quedan diez años de vida, como mucho

  • 27 noviembre 2023 /

El roquero Ozzy Osbourne, de 74 años de edad, sabe que se ha jugado la vida muy a menudo debido a sus adicciones y no le da miedo la muerte.

Ozzy Osbourne llevaba tiempo diciendo que iba a dejar de salir de gira, y a principios de año tomó la decisión de retirarse de los escenarios debido a su salud.

El músico de 74 años se ha dado cuenta de que la gran mayoría de sus antiguos compañeros de fiesta han fallecido y jura que no exagera cuando afirma que debería haber muerto antes que muchos de ellos.

El roquero no se siente orgulloso de haberles sobrevivido y se muestra muy realista acerca del impacto que todos sus excesos y adicciones han tenido en su esperanza de vida.

“Mira, hace poco le dije a Sharon (su esposa) que había fumado marihuana, sólo un poco, y me dijo: ‘¡Para qué haces eso! Te va a matar’. Le respondí: ‘¡¿Cuánto tiempo más quieres que viva?!’. En el mejor de los casos, me quedan diez años, y cuando eres mayor, el tiempo pasa mucho más rápido”, ha asegurado en una entrevista a la revista Rolling Stone.

No está claro si Ozzy ha recibido algún diagnóstico reciente que respalde ese cálculo, pero lo cierto es que en los últimos tiempos ha afrontado serios problemas de salud: en 2020 le diagnosticaron párkinson y sufre muchos achaques a causa de distintos accidentes.

A principios de este año pasó por quirófano de nuevo para lidiar con las secuelas de una caída que sufrió en 2019 en su propia casa, y durante la intervención encontraron un tumor cerca de una vértebra que consiguieron extirpar por completo. Sin embargo, su sentido del equilibrio ha quedado irremediablemente dañado.

Todas estas experiencias le han hecho reflexionar largo y tendido acerca de la muerte, y aunque no le da miedo, tiene claro que no piensa sufrir como lo hizo su padre por culpa del cáncer: “Me gusta la idea de que si tienes una enfermedad terminal, puedas ir a algún lugar en Suiza y que lo hagan rápidamente”.

Por el momento, Ozzy se ha mudado con su esposa Sharon de regreso a Reino Unido, donde poseen una mansión en el campo, porque sabe que allí podrá disfrutar de una mayor tranquilidad lejos de los paparazzi.

Lo único que le gustaría hacer antes de dejar este mundo sería volver a actuar en directo para sus fans una vez más.