27/09/2022
06:44 AM

Más noticias

Emociones por doquier en concierto de

“El Potrillo”cantó algunas piezas junto con su hijo Alex Fernández y conquistaron al público

ESPECTÁCULo

SAN PEDRO SULA. Una noche inolvidable y llena de romanticismo vivieron miles de hondureños que asistieron al concierto de Alejandro Fernández en Expocentro.

El espectáculo, organizado por Arceyut Producciones en alianza con En Vivo Producciones, y que contó con el patrocinio de LA PRENSA y BAC Credomatic, cautivó al público de principio a fin, ya que, por la naturaleza de sus líricas, dedicadas al amor, los asistentes cantaron a todo pulmón por más de dos horas.

El show comenzó a las 9:30 pm con la participación especial de su hijo Alex Fernández, quien interpretó la canción “Qué bonita es esta vida”, seguidamente, “Te amaré” y “Buscando el olvido”, entre otros temas populares del género ranchero. “Estoy muy feliz de estar aquí, es mi primera vez en Honduras, así que, oficialmente, ustedes son mis padrinos”, expresó Álex. La algarabía de la gente creció cuando el reloj marcaba las 9:57 pm, momento en el que las luces del escenario cambiaron, anunciando la presencia de Alejandro Fernández.

Vestido con un elegante traje negro, con detalles dorados, alusivo a la cultura mexicana, “El Potrillo” dio comienzo a su presentación con el tema “Tantita pena”, posteriormente, dio voz a “Es la mujer”. Su tercera interpretación engrifó la piel de los fanáticos, al entonar el clásico “Estos celos”, del gran Vicente Fernández, quien falleció el pasado 12 de diciembre.

Agradecido. “Me siento feliz de estar aquí en mi San Pedro Sula, disfrutando con todos ustedes, quiero que sepan que los extrañé muchísimo durante todo este tiempo y que estar aquí me llena de ganas de cantar y lograr que, por un momento, la música haga su magia y que llene todos sus corazones de alegría”, manifestó con una gran sonrisa. Seguidamente, su conjunto de mariachis comenzó a tocar la pista de “Estuve”. Luego cantó “Hoy tengo ganas de ti”, y mientras realizaba su interpretación recibió un ramo de flores de parte de una fanática. El astro de la música desató las emociones de los sampedranos durante todo el show, unos bailaban, otros cantaban con furor, otros abrazaban a sus acompañantes, pero todos vibraron y aprovecharon a tomar videos y fotografías. Minutos antes de las 11:00 pm, Alex volvió al escenario para cantar a dúo con su padre “Mujeres divinas”. Además, le dedicó la canción ”El tiempo no perdona”, momento en el cual se miraron fijamente y se abrazaron, arrancando así, los aplausos del público. El show cerró con la balada pop “Se me va la voz”.