Ciudad de México.

Laura Bozzo sigue desaparecida, pero ya tiene su piñata y está lista para que la agarren a garrotazos.

La conductora fue tendencia ayer porque Piñatería Ramírez ya le hizo una réplica en la que aparece hasta con un uniforme de rayas luego de darse a conocer que es prófuga de la justicia.

Pero lo que más llamó la atención fue una versión donde a la conductora se le ve tras los barrotes de lo que podría imaginarse es una celda, así como la quiere ver Alfredo Adame, quien asegura haberla denunciado ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Como es costumbre de la piñatería instalada en Reynosa, Tamaulipas, siempre recrea la figura de algún famoso envuelto en escándalo y esta vez le tocó a la controvertida peruana.

Niegan amparo

Un juez federal descartó tramitar el amparo que promovió Laura Bozzo contra su orden de aprehensión e internamiento voluntario a prisión y decidió turnar la demanda a un Juzgado de Toluca, Estado de México, al estimar que por territorialidad ese es el lugar indicado para darle curso.

Foto: La Prensa

La piñatería, instalada en Reynosa, Tamaulipas, creó esta réplica de Laura Bozzo.
René Ramos Pérez, Juez Décimo de Distrito en el Estado de México, con sede en Naucalpan, se declaró incompetente para llevar el amparo porque los mandamientos judiciales de los que ella se queja fueron dictados por un juez de Almoloya de Juárez, municipio que es más cercano a la capital mexiquense.

Por tanto, a estas horas Bozzo continúa evadida de la justicia y buscada por la Fiscalía General de la República (FGR).

La presentadora de televisión fue procesada por el delito de depositaría infiel, tras vender un inmueble embargado por el SAT y con el que había garantizado un adeudo fiscal de más de 13 millones de pesos.