California, Estados Unidos.

Britney Spears acudió a Instagram ayer por la noche para responder a la entrevista exclusiva de DailyMail.com de su exesposo Kevin Federline donde dijo que sus hijos no quieren ver a la cantante.

Los chicos han decidido que no la van a ver en este momento... Han pasado unos meses desde que la han visto. Ellos tomaron la decisión de no ir a su boda”, expresó Kevin haciendo referencia a la reciente unión de la cantante con el modelo Sam Asghari.

“Trato de explicarles: ‘Miren, tal vez esa es solo otra forma en que ella trata de expresarse’. Pero eso no quita el hecho de lo que les hace. Es duro”, señaló el exbailarín que ha admitido que ha sido un tanto complicado el tratar de explicarle a sus hijos sobre las fotos que Spears sube a redes sociales es una forma de expresarse, luego de haber estado silenciada durante tantos años y bajo el control de su padre.

En sus historia de la red social, la estrella del pop de 40 años se lamentó: “Me entristece saber que mi exmarido ha decidido hablar sobre la relación entre mis hijos y yo”. Agregó en su publicación sobre Sean Preston, 16, y Jayden James, 15: “Les di todo. Es hiriente, y lo diré: ´Mi madre me dijo: Debes dárselos a su padre´... Estoy compartiendo esto porque puedo, qué tengan un buen día, amigos”, dijo en letras blancas sobre un fondo negro sólido.

Ella explicó: ‘Como todos sabemos, criar a los adolescentes nunca es fácil para nadie. Me preocupa que la razón se base en mi Instagram. Fue MUCHO antes de Instagram.

En una publicación de seguimiento escribió: “Además de lo que dije en mi historia... Como dice su madrastra, “lo que esté sucediendo fuera de esta casa no tiene nada que ver con su casa”. Me gustaría compartir que la puerta hacia el exterior es una muestra de las puertas blancas de las que me han privado durante 15 años... ¡la tutela solo ha terminado hace 8 meses! Continuó: ‘’Poder tener efectivo del mundo exterior por primera vez es extremadamente iluminado. ¿¿Somos iguales ahora? Como en igualdad de condiciones?, parecía estar defendiendo algunas de sus publicaciones de desnudos en Instagram, al tiempo que señaló que aún se sentían los efectos de su tutela. ¡Recordatorio de que el trauma y los insultos que vienen con la fama y este negocio no solo me afectan a mí sino también a mis hijos! Solo soy humano y he hecho lo mejor que he podido... ¡Me gustaría atrevidamente que los Federline vean el video de Big Booty. Otros artistas lo han hecho mucho peor cuando sus hijos eran extremadamente pequeños!”, dijo sin dejar de agregar que fue “controlada y monitoreada durante casi 15 años”.

Además.
Más temprano el sábado, el esposo de Britney, Sam Asghari, respondió con dureza a las afirmaciones de Kevin sobre la relación de sus hijos con su madre.

El actor de 28 años compartió un extenso mensaje en su historia de Instagram en un esfuerzo por expresar sus sentimientos sobre las declaraciones hechas por el exesposo de su esposa. Sam se casó con Spears en junio pasado.

Asghari comenzó su mensaje escribiendo: “Para aclarar, mi esposa nunca ha publicado una selfie desnuda, excepto de su trasero, que es bastante modesto en estos días”. Todas las demás publicaciones eran desnudos que se pueden ver en cualquier anuncio de loción o jabón. Continuó: ‘No hay validez en su declaración sobre el distanciamiento de los niños y es irresponsable hacer esa declaración públicamente. Los chicos son muy inteligentes y pronto tendrán 18 años para tomar sus propias decisiones y eventualmente se darán cuenta de que la parte “difícil” fue tener un padre que no ha trabajado mucho en más de 15 años como modelo a seguir.”